La policía recopila testimonios frente a la casa de Irma Bailón

Policiales

Otra jubilada asaltada en nuestra ciudad

Salió de su casa y al regresar fue recibida por dos ladrones violentos

03|06|20 09:41 hs.

Dos delincuentes sorprendieron en el interior de su casa a una vecina de nuestra ciudad cuando regresaba de hacer distintos trámites. Cuando Doña Irma Bailón (74) y su hijo (un joven con capacidades diferentes) entraron a la vivienda en la que residen, en la calle Viamonte 765, fueron reducidos por dos sujetos con sus rostros cubiertos que, sin esgrimir armas de fuego, lograron controlar a ambos y llevarse el dinero que la mujer tenía ahorrado, informaron a LA VOZ DEL PUEBLO fuentes familiares y policiales. 

Durante el tiempo que estuvieron dentro de la casa, ambos se manejaron de manera violenta, golpearon a la señora Bailón y huyeron del lugar. 

El hecho ocurrió alrededor de las 10 de la mañana, unas cuatro horas después que la vecina salga del inmueble para ir al centro de salud local y a hacer otros trámites. Ese tiempo fue aprovechado por los ladrones para saltar el corralón de a parte trasera, violentar una reja e ingresar a la casa. 

3° 

 El robo a la señora Bailón es el tercero que se comete en perjuicio de adultos mayores en los últimos siete días, después de los atracos a las señoras Graciela Franzosi y Ana María Mate 


Una vez adentro, no tardaron en provocar un importante desorden buscando objetos de valor, que finalmente encontraron luego de reducir al hijo de doña Irma, a quien ataron con un alambre que hallaron en el lugar, y donde poco después la arrastraron y golpearon a ella, hasta que les entregó todos sus ahorros. 

Consternación 
Apenas los ladrones dejaron la casa, doña Irma llamó a la policía. Poco tardaron en arribar el personal de la Estación de Policía, la DDI y Policía Científica. 

Mientras cada uno buscaba un testigo, otro levantaba huellas y varios familiares se acercaban a ver qué había ocurrido, la víctima lloraba de manera desconsolada. 

Cada minuto que pasaba, servía para que entienda el mal momento que había vivido. Así, su hija Susana y su hermano Roberto fueron los primeros que hablaron con ella después del atraco. “Dice que la estaban esperando adentro de su casa. Ella había ido al hospital”, le dijo Susana a LA VOZ DEL PUEBLO antes de hacer referencia a la manera en que ingresaron, “entraron por una puerta que tiene rejas. Levantaron las rejas y pasaron por abajo. Cuando ellos llegaron (por su madre y su hermano), los ladrones ya estaban adentro”.

Irma y su hijo habían salido a las 6 rumbo al nosocomio tresarroyense, y permanecieron afuera hasta más o menos las 10 de la mañana. Apenas entraron, comenzó la pesadilla. “A mí mamá la golpearon y la arrastraron por la casa”, recordó Susana al referirse a la agresión cometida por dos hombres que se encargaron de ocultar su fisonomía, “no le entendí bien si usaban capuchas o barbijos para taparse la cara”. 

En eso, una vecina que vive junto a su casa se acerca para interiorizarse de lo ocurrido, ya que según comenta, no escuchó nada, aunque Susana estima que para generar el daño hallado, no se manejaron en silencio, “por el desorden que hay adentro, deben haber hecho ruido. Mi mamá tiene golpes y está nerviosa”, sintetizó antes de volver al interior de la vivienda. 

Más tarde, fuentes policiales indicaron que la mujer no denunció haber visto armas y que, por el momento, las actuaciones penales giradas a la UFI N°16, a cargo del doctor Gabriel Lopazzo, fueron caratuladas “robo”.