Claro, Reta y Orense

Lo expresó Roberto Bancur

Orgullo por los bomberos de Claromecó

04|06|20 17:24 hs.

El martes 2 de junio los bomberos voluntarios celebraron su día. En un marco distinto, la pandemia no permite las manifestaciones numerosas, motivo por el cual los servidores públicos de Claromecó decidieron realizar una celebración sencilla. 


Así lo comentó el jefe del cuerpo activo, Roberto Bancur: “Lo que hicimos fue un acto protocolar, sencillo, con los integrantes de la guardia y dos integrantes de la comisión. Además vino el delegado a presenciar el acto, el cual consistió en un arrío de bandera con un toque de sirena para conmemorar o recordar al personal fallecido de la institución” explicó. 

Por otra parte, Bancur brindó datos de la actualidad de los bomberos. Primero contó que hoy en día son 33 los integrantes del cuerpo y luego detalló cómo están viviendo esta cuarentena: “Hoy estamos en una época muy extraña, de servicio muy protocolar, con todos los cuidados que tenemos que tener con respecto a esta pandemia. Tenemos capacitaciones virtuales, reuniones por Zoom con la región y con la provincia, nos van bajando las órdenes para ir trabajando el día a día”, indicó. 

Finalmente, Roberto Bancur aprovechó para “hacer mención a lo que el bombero hace, a lo que el integrante del cuerpo se dedica. También hacer referencia y dar gracias al apoyo de siempre de la familia, que está atrás de cada bombero”. 

Comunicado 
En su día, el jefe del Cuerpo de Bomberos Roberto Bancur, dio a conocer un comunicado a través de redes sociales. 

Entre otros conceptos, habló de las particularidades que genera la pandemia y afirmó que “en este día tan especial para todos los Bomberos Voluntarios de nuestro país y los Bomberos Voluntarios de nuestra localidad (Claromecó), no dejaría pasar el enorme agradecimiento que siento, porque están continuamente al frente de la lucha, no solo para mitigar o controlar un virus que nos tiene preocupados, sino para agradecer también el profesionalismo con el que se está enfrentando a esta pandemia”. 

Subrayó que “desde mi lugar como jefe de cuerpo es un orgullo poder contar con el personal que nuestra institución posee, que desde un primer momento se han comprometido en un todo a capacitarse con respecto al manejo de este flagelo mundial, sin dejar de lado las emergencias cotidianas como, accidentes, incendios, rescates, y demás servicios que esta institución enfrenta en el transcurso del año. Un orgullo que se siente día a día de verlos como se van adaptando a las circunstancias, con un nivel de superación admirable”.

Recordó que “hace hoy justamente un año que tome a cargo la jefatura del cuartel, y siempre fui un convencido que no es un puesto para nada fácil, pero si estuve seguro que ser jefe en bomberos de Claromecó, con el personal que compone el cuerpo activo, con la capacitación que se da y con la entrega de este equipo de bomberos para con la comunidad, no iba a ser difícil cumplir con la responsabilidad del cargo, y no me equivoque. Se ve diariamente la superación, el compromiso y la gran vocación de cada bombero”. 

Entre otras apreciaciones, observó que “si eligieron ser bombero, eligieron el camino difícil, un camino lleno de privaciones sin lujos ni confort. Que les causará desgastes físicos y mentales. Que los alejará de los suyos, que los acercará a las miserias humanas y les demostrará la ingratitud social. Tendrán que arriesgarse a vivir la aventura de la voluntad, de la alegría, de la agilidad. Tendrán que combinar fuerza y técnica. Dejar sin terminar algún almuerzo o cena, también algún cumpleaños, despertar a medianoche y correr para salvar la vida de un desconocido, para tenderle la mano a cualquiera, porque no podrán juzgar a nadie por su color, su status o por bien o mal que represente. Habrán escogido ser el buen samaritano, el héroe del barrio, el sueño de los niños. Habrán elegido controlar sus miedos y nunca huir cobardemente”. 

Puso de manifiesto que “tendrán que mantener la misión hasta el final, aunque pierdan la vida misma y si Dios lo permite, solo entonces, habrán de recibir su recompensa”.