Eugenio Simonetti dice que “como entidad nosotros tenemos que cuidar a los productores"

El Campo

Presidente de la Sociedad Rural

Simonetti: “Nosotros estamos entre dos fuegos y desprotegidos”

09|06|20 09:58 hs.

A la interminable ola de delitos rurales que viene azotando los campos del distrito en los últimos meses, los productores han sumado una nueva preocupación: el resquebrajamiento del funcionamiento del Comando de Patrulla Rural, que a partir del posible traspaso a la órbita municipal en respuesta a un proyecto del Ministerio de Seguridad provincial, vio resentido su servicio. 


Muchos son los productores que al recurrir a la sede del CPR local por un nuevo caso de abigeato o para realizar alguna consulta referida a la seguridad, se encuentran con la respuesta de que “nosotros ya nos vamos, no es algo que sea ya de nuestra injerencia”. 

Y así fue confirmado por varias voces, que pidieron reserva: “Ya hay efectivos que fueron reubicados, nosotros sentimos que nos dejaron en banda porque el municipio todavía no se hizo cargo”. 

Marcelo Schafer, el productor de San Mayol que el último fin de semana le faenaron 15 ovejas, no anduvo con vueltas: “En el CPR había muy buenos chicos trabajando, laburaban bien. Cuando se disolvió y no se sabe si va a quedar, los chicos que trabajaban bien, se fueron a otros destinos”, recordó. 

En lo que a información oficial se refiere, Eugenio Simonetti, presidente de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, indicó que en las últimas horas el comisario mayor Daniel Torreano, coordinador de Seguridad Rural Zonal, le dijo que el CPR de Tres Arroyos seguía dependiendo de la Superintendencia de Seguridad Rural. 

Más allá de lo que pase en el corto plazo con el CPR, Simonetti dejó en claro que desde hace años desde la Sociedad Rural y Carbap vienen intentando gestionar mayores recursos. “La última propuesta la hicimos en febrero, que pedimos que se sumen al CPR las localidades de la costa -Orense, San Francisco, Lin Calel y Copetonas- que tiene un montón de vehículos y oficiales. Porque el problema del CPR es que cuenta con sólo cuatro camionetas para recorrer 600.000 hectáreas”, manifestó.

“Con nuestro pedido se lograban juntar otras seis camionetas y alrededor de 25 ó 30 agentes más. Pero esa propuesta durmió en La Plata, no vino nunca la respuesta. Y hace unas semanas surgió esto de que la intendencia quiere manejar toda la Policía”, agregó Simonetti.

- Carbap no está de acuerdo en el traspaso del CPR al ámbito municipal, ¿cuál es la posición de la Sociedad Rural? 
- Nosotros lo que queremos es estar protegidos. Lo que nos pasa hoy es que el intendente actual se preocupa por la seguridad rural, es un hombre que estuvo en el campo, conoce, y quiere hacerse cargo del CPR. Tiene un plan que es lógico, aumentaría la cantidad de vehículos, de efectivos, pero ¿qué pasa si el intendente que venga después no le interesa la seguridad rural? Nosotros quedamos desprotegidos. 

Hay dos cosas que el presidente de la SRTA tiene claras. Por un lado que la dilatación de la definición del traspaso del CPR a la comuna ha perjudicado a los productores: “Nosotros estamos entre dos fuegos y desprotegidos”. 

Por otro, que la función de la entidad es defender los intereses de sus asociados: “Nosotros tenemos que cuidar a los productores y lo que está pasando nos preocupa mucho. Queremos que se llegue a un acuerdo, que el Ministerio de Seguridad y la Municipalidad definan la situación. Porque nosotros estamos en el medio, somos productores no sabemos de seguridad, podemos apoyar, ayudar, acompañar, al CPR o a la intendencia, pero lo que queremos es tener seguridad. No pedimos otra cosa”.  

            0000000000000000000000000000000000000
Carbap, en desacuerdo 
La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) mostró su disconformismo con el proyecto del Ministerio de Seguridad bonaerense para migrar 31 patrullas rurales a una nueva estructura organizativa. “Carbap elevó a la Provincia la preocupación de que el cambio de las patrullas rurales finalmente termine afectando su funcionamiento”, indicó el presidente de la entidad, Matías de Velazco, en declaraciones al programa radial “Cosas que pasan”, de Onda Uno.

“Lo que hablamos desde Carbap con la Policía y autoridades del Ministerio provincial de Seguridad es que la seguridad en el campo continúe como estaba y que dependa de la Superintendencia”, agregó. “El CPR es una de las únicas Fuerzas del orden que tiene la aprobación de la gente que tiene que ser cuidada, el productor, y, en un país en el que tantas cosas andan mal, hay que cuidar esto que anda bien”, completó el dirigente. 

En la provincia funcionan más de 100 Comandos de Patrulla Rural (CPR) que dependen de la Superintendencia de Seguridad Rural con sede en Cañuelas y reúnen a 2000 policías destinados a combatir la inseguridad rural. 

El borrador de la cartera de Sergio Berni buscaba la migración de 31 CPR hacia una nueva estructura denominada Estaciones de Policías Departamentales de Seguridad donde, además del tema del delito rural, tendrán su lugar las policías locales y las comisarías de la mujer. 

Aunque, finalmente serían sólo seis las que serían trasladadas: Escobar, La Matanza, La Plata, La Costa, General Pueyrredón y Necochea.