El Campo

Así lo indicó el presidente de Carbap

Matías de Velazco: “Si logran la expropiación se va a transformar en un refugio de militantes”

10|06|20 11:22 hs.

La decisión del Gobierno de intervenir y expropiar la empresa Vicentín despertó muchas críticas en el sector productivo. Consultado por LA VOZ DEL PUEBLO, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Matías de Velazco, fue contundente: 


“Intervención o expropiación estamos totalmente en contra, en general el arco productivo está todo en contra. Debería haber seguido el proceso judicial que la empresa estaba transitando”, indicó. 

“Si logran llevar adelante la expropiación, eso se va a transformar en un refugio de militantes, un refugio para pagar favores políticos, y tendrá un costo carísimo para los argentinos; amén de nacionalizar la deuda que tiene esta empresa hoy”, agregó el dirigente. 

Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Rural Alfa, hizo una diferenciación a la hora de juzgar las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández el lunes pasado.

“Lo que pega durísimo es el término expropiación. Hasta intervención, uno sin estar de acuerdo, lo puede analizar como entendible. Como el Banco Nación era uno de los mayores acreedores, se puede entender que el Estado quiera participar”, analizó. 

“Pero al hablar de expropiación, el tema ya resulta demasiado chocante. Y más en un momento donde el mundo pasada la pandemia va a tener una necesidad enorme de alimentos y va a ser una oportunidad fantástica para la Argentina. Seguramente para producir más alimentos para atender la mayor demanda íbamos a necesitar financiamiento externo para crear más industrias, para agregar más valor, y este tipo de actitudes espanta a los propios y más aún a los extraños. Capital externo que tenía pensado venir, no vendrá”, manifestó Ouwerkerk. 

En referencia a dos de los argumentos vertidos por el Gobierno, el de garantizar la soberanía alimentaria y la intención de tener una empresa para referenciar el mercado de granos, De Velazco los descartó de plano. “Es todo ‘sarasa’ (SIC). Si le preocupa la soberanía alimentaria, lo que mejor deberían hacer es no meterse en el mercado, y cuanto menos se meta el Gobierno mejor”, dijo. 

El presidente de la Cooperativa Rural Alfa coincidió con el titular de Carbap. “Lo de la soberanía alimentaria es un cuento chino. A no ser que le piensen dar de comer a la gente bioetanol o aceites crudos sin procesar”, ironizó. 

Y agregó: “El resto de las actividades de Vicentín no tienen nada que ver con la soberanía alimentaria porque no producen alimentos, producen materias primas básicas. Está claro que es un disfraz, una excusa para hacer lo que quieren hacer, expropiar la empresa”. 

Además, Ouwerkerk entiende que se replicará lo ocurrido con Aerolíneas Argentinas e YPF. “Una vez concretada la expropiación va a aparecer 200 gerentes salidos de La Cámpora que van a ir a administrar una empresa y seguramente la van a chocar”. 

Por otra parte, al trascender una información que indicaba que la Cooperativa Rural Alfa es una de las firmas con las que Vicentín mantiene deuda, Ouwerkerk explicó que “son alrededor de 400 mil pesos, una cifra poco significativa para los volúmenes que se manejan en el sector, que vienen de un negocio hecho con un corredor, porque nosotros no hacemos negocios directamente con Vicentin”. 

               ------------------------------------

COMUNICADO DE CARBAP

Sin duda, este no es el camino 

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa vemos con mucha preocupación el accionar del gobierno nacional frente a la situación que está atravesando la empresa Vicentín, la cual está tramitando un concurso preventivo de acreedores por no poder afrontar sus acreencias. 

Alarma el accionar del Gobierno al anunciar la intervención vía Decreto de Necesidad y Urgencia, así como su eventual expropiación a través de un proyecto de ley que se enviara al Congreso Nacional. 

Triviales argumentos rodean la errónea intención de un Gobierno que pareciera no entender la fragilidad económica en la que estamos inmersos todos los argentinos, en medio de una negociación internacional de deuda que nos pone al borde del default y con una crisis productiva sin precedentes producto de la pandemia, perdiendo el foco de las imperiosas necesidades de educación, justicia, salud y orden económico que el pueblo argentino reclama, más allá de la gran preocupación que genera el avance de un Estado casi quebrado sobre la propiedad privada. 

Si tal como se anunció en la conferencia de prensa preocupa la soberanía alimentaria, desde el estado deberían entender que toda intervención que realizan lejos de favorecer la producción de alimentos atenta contra los niveles productivos y desalienta a quienes deben tomar decisiones a diario para invertir, contratar mano de obra y producir alimentos. Si la preocupación es poder recobrar el dinero prestado por nuestra banca estatal, como así también poder resarcir a los productores damnificados habría que articular los mecanismos legales junto con el juez a cargo del concurso de acreedores, quien es el encargado de garantizar los derechos tanto de los acreedores como de los deudores de la empresa. 

Las dificultades de la empresa Vicentín son producto de los errores y la impericia de sus accionistas y dueños, y su pasivo con esta medida será trasladada al conjunto de argentinos. Además, ¿quién garantiza que una vez que el Estado haya tomado el control de la misma, se realice una administración eficiente y austera? 

La experiencia indica que se transformara en un refugio de militantes, moneda de cambio para el pago de favores políticos y una permanente carga para todos los argentinos. ¿Se actuará del mismo modo con la gran cantidad de pymes que han tenido que cerrar debido ya no a desmanejos, sino como consecuencia de la pandemia? 

Con estas decisiones claramente el gobierno nacional es quien está poniendo en jaque la llamada “soberanía alimentaria”. 

               -------------------------------------

UATRE respalda la decisión de expropiar Vicentín 

Con la firma de su Secretario General, Ramón Ayala, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) manifiesta su “total apoyo a la decisión del presidente de la Nación de expropiar la firma Vicentín”. 

El líder del gremio de los trabajadores rurales en todo el país considera que “de esta forma se garantiza la continuidad laboral de los trabajadores que veían peligrar su fuente de trabajo” y sostiene que “también los productores se verán beneficiados con esta medida que asegura el funcionamiento de esta estratégica empresa en un amplio sector de nuestra economía”. 

Finalmente, UATRE expresa su felicitación “al compañero Roberto Gabriel Delgado por esta designación y nos ponemos a su disposición para colaborar en todo aquello en lo que nuestra organización pueda ser útil para su gestión”. 

             -------------------------------------

Protesta en Avellaneda 

En medio de las fuertes repercusiones que generó el anuncio del Gobierno Nacional acerca de la intervención de Vicentín, en Santa Fe realizaron una protesta en contra de la medida. Fue el propio intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin, quien llamó a una marcha para pedir que no haya una expropiación de la firma. La concentración fue en la Calle 14 y avenida San Martín, y los manifestantes asistan en sus autos con banderas argentinas.