Internacional

Brasil

Bolsonaro, ante un eventual juicio político: "Las Fuerzas Armadas no cumplen órdenes absurdas"

13|06|20 10:56 hs.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió a la máxima instancia judicial y al Congreso que las Fuerzas Armadas "no cumplen órdenes absurdas" y afirmó que los militares no aceptarán el resultado de un eventual juicio político para destituirlo. 


"Las Fuerzas Armadas de Brasil no cumplen órdenes absurdas, como por ejemplo la toma del poder. Tampoco aceptan los intentos de toma del poder por otro poder de la República, violando las leyes, o a causa de un juicio político", dijo Bolsonaro en un comunicado firmado también por dos generales, el vicepresidente Hamilton Mourao y el ministro de Defensa, Fernando Azevedo. 

Fue un comunicado en respuesta a una medida cautelar del juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Luis Fux, que ayer determinó que las Fuerzas Armadas "no son un poder moderador" ante el conflicto entre poderes. 

Según Fux, el presidente de la República, siendo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, no está autorizado por la Constitución para actuar contra el Congreso o el STF.

"Le recuerdo a la nación brasileña que las Fuerzas Armadas están bajo la autoridad suprema del Presidente. Las mismas se destinan a la defensa de la patria"


Bolsonaro, en el comunicado, agregó: "Le recuerdo a la nación brasileña que las Fuerzas Armadas están bajo la autoridad suprema del Presidente. Las mismas se destinan a la defensa de la patria, la garantía de los poderes constitucionales y por iniciativa de cualquiera de estos poderes, a la ley y al orden".

La reacción de Bolsonaro se dio luego de que tanto Mourao como el general Luiz Ramos, ministro de la Secretaría de Gobierno, descartaran intentos de golpe de Estado. Lo hicieron en una semana con muchos rumores sobre las estrategias del gobierno para sobrevivir frente a las investigaciones contra el mandatario que lleva adelante el STF por presunta obstrucción de la justicia. 

Ramos advirtió a la revista Veja que la oposición "no debe tensar la cuerda" con Bolsonaro. La aceleración de los rumores militaristas -a los cuales no se subió el hombre clave en este proceso, el jefe del Ejército, general Edson Pujol- se dieron en medio de la crisis que el gobierno enfrenta por la pandemia de coronavirus, que dejó más de 42.000 muertos y tiene a Brasil en el segundo lugar en fallecimientos tras Estados Unidos, luego de superar al Reino Unido. 

Bolsonaro dijo esta semana a sus seguidores que si desconfían de los números de la Covid-19 deben entrar a los hospitales y filmar, lo que ocasionó varios casos de bolsonaristas en las puertas de centros médicos discutiendo e insultando a profesionales de la salud. (Télam)