Laura Parraquini y Federico Barroso Lelouche durante la producción de “Sin miedo a los miedos”

La Ciudad

Cuentos en las Orejas

Sin miedo a los miedos

17|06|20 12:10 hs.

Desbloquear a un niño de uno de los temores típicos a veces puede estar al alcance de la mano. Un poco de ingenio, predisposición y actitud podrán marcar la diferencia entre cómo seguir padeciendo los efectos de los ruidos a la noche, por ejemplo, o sobre cómo capitalizar recursos que todos tenemos a mano para salir a buscar esos sonidos al patio a la luz de la luna. 


Con sus experiencias como autores y narradores, Laura Parraquini y Federico Barroso Lelouche, pusieron en marcha una idea durante la cuarentena para anticiparse a esas situaciones que toda familia puede llegar a vivir, o en tal caso intentar atender el tema con una herramienta que quizá sirva para resolver cualquier situación que desborde la contención familiar.

“Creemos que los miedos son un tema recurrente no sólo en los chicos pequeños sino en los más grandes también. Y está bueno poder charlarlo, que una rima pueda ser el disparador para que en casa se hable de los miedos”, cuenta Laura a La Voz del Pueblo. 

La también licenciada en terapia ocupacional considera que “a veces la cabeza va más rápido que las sensaciones. Entonces poder parar y decir ‘este ruido no es lo que yo me estaba imaginando, era otra cosa’ y poder disfrutar de la noche, salir a la calle y disfrutar de la calle, y si hay un bosquecito disfrutarlo también”, sostuvo. 

Sobre todo recalcó que resulta importante “tener la disponibilidad emocional para poder disfrutar, porque suele suceder que los niños quedan bloqueados ante los miedos”. 


Laura Parraquini y Federico Barroso Lelouche durante la producción de “Sin miedo a los miedos”, y otras realizaciones


Laura junto a Federico hace años que encabezan un proyecto en y con la comunidad de San Francisco de Bellocq, donde aplican sus conocimientos para el cuidado del trato entre vecinos, y sobre todo del respeto al medio ambiente natural en el que viven en familia con sus hijos Almendra, de 5 años y medio y Tilo de 2 años y medio.

Rimando y jugando
“Los miedos son un tema que trabajamos en la bebeteca que es el espacio de biblioteca para bebés que tenemos en San Francisco de Bellocq, junto a la bibliotecaria María Angélica Chamus”, apuntó Laura.

Allí en cada encuentro para el que convocan a las mamás que tengan niños de 0 a 2 años, hacen rondas en las que se proponen compartir experiencia y aprender sobre temáticas como la crianza. “Lo charlamos entre todos los que participamos de la ronda. Contamos algún cuento específico en relación al tema que elegimos, hacemos una narración, una rima y alguna canción con una dinámica específica para ese encuentro”, dijo. 



Entonces no han faltado rimas con juego de dedos con la lactancia o la alimentación, por ejemplo. “Compusimos esa rima para el encuentro con Fede. Las letras, movimientos, coreografía de movimientos, lo ensayamos una y otra vez. Antes de sacarlos a escena los compartimos con nuestros hijos y los probamos, cuando vemos que funcionan ahí salen”, confió después de haber disfrutado ayer en familia toda una jornada al aire libre durante la cual incluso compartieron el almuerzo a la intemperie aprovechando que el clima lo permitió. 

Videos breves 
Federico, que además de autor y narrador, también es actor y cineasta, contó que recientemente pudieron compartir el nuevo material. Sin miedo a los miedos, es el sucesor de Juan Madero el Carpintero. 


Sin miedo a los miedos - Cuentos en las Orejas


Cuenta que las producciones se ajustan a los tiempos que corren, sobre todo en su extensión. Producidos y cuidados, dejan en claro su dedicado trabajo. “Con una cámara sola hice retomas (inserts) y luego las edité. Aprovechamos cuando Tilo duerme la siesta, aunque Almendrita siempre está ahí”, expresó entre risas. “Hacía tiempo que teníamos ganas de subir a las redes el trabajo que hacemos en vivo. Sucede que lo audiovisual carece de la energía del en vivo”, reflexionó el realizador. 

Imagen 3

Pero en contexto de cuarentena, con las actividades impactadas por el distanciamiento social, vieron en las redes sociales y en sus producciones audiovisuales la forma de llegar igual a los vecinos pero también a todos sus contactos dentro y fuera del distrito. “Queríamos subir algo breve y lo más cuidado posible a la hora de la realización. La primera rima fue inspirada en la vida cotidiana, tiene que ver con nuestra vida y con el poder jugar con las palabras”, explicó. 

Se viene la bici 
Laura y Federico ya anticiparon a este diario que trabajan en la producción de un nuevo video en el que la protagonista será la bicicleta, con la que Almendrita pasea a diario. Sobre el cierre dejaron en claro la raíz de este tipo de propuestas. “Como vemos el efecto que surgen esas palabras en los niños seguimos haciéndolo, si están llorando se calman, si están asustados se calman, es una gran herramienta”, apuntaron. 

Y en cada experiencia no sólo vuelcan sus conocimientos profesionales, sino su experiencia de vida. “Es un poco de todo, tenemos profesiones de base que hacen que veamos el desarrollo de los niños de una manera particular”, expresaron al concluir.