Bautista y Raúl Reyes, un encuentro que motivó la bandera en tiempos de pandemia

Dorrego y Oriente

Coronel Dorrego

Bautista, la bandera, el intendente y el gobernador

23|06|20 11:29 hs.

Los barbijos tienen la particularidad de no dejar leer mucho las expresiones faciales, solamente dejan disponible a la interpretación las miradas. Los ojos de Bautista Suárez Escobar en la moderadamente fría mañana del 20 de junio, a doscientos años del fallecimiento del General Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, brillaban como suelen hacer los ojos expuestos al viento aunque también demostraban un interés distinto por el entorno y las miradas que estaba recibiendo. 


Era el protagonista de la jornada. Caminando despacio junto a su mamá se fue acercando a las maestras de la Escuela Manuel Belgrano. En algunos momentos más, el gobernador Axel Kicillof, la vicegobernadora Magario y la directora general de Cultura y Educación Agustina Vila, se iban a poner en contacto vía internet con los alumnos elegidos por cada distrito bonaerense y con los respectivos intendentes municipales.

Ya despojado de su campera, Bautista, más tranquilo, se sentó a esperar la conexión desde la Casa de Gobierno bonaerense y lo hizo junto al intendente Raúl Reyes, que no dejó pasar siquiera un par de segundos para comenzar una linda charla con Bautista, que de lejos eran miradas, expresivas a veces. 

Bautista habló con Raúl Reyes de su afición por el fútbol, contó que es marcador de punta en San Martín y que como le queda lejos la cancha un vecino lo acerca hasta los entrenamientos.

"Empieza", dijeron, y Bautista junto al intendente subieron al escenario y se sentaron junto a la Bandera Nacional; allí ambos y los asistentes en la sala pudieron ver y escuchar cuando el gobernador hablaba con algunos de los niños vía internet, en tanto Raúl Reyes le contaba al representante de los alumnos dorreguenses acerca del valor de la Patria y de sus símbolos, del respeto, del amor hacia los demás habitantes del país. 


El izamiento del Pabellón Nacional en la Plazoleta Manuel Belgrano abrió la jornada conmemorativa, que se extendió luego al Centro Cultural



Ambos se pusieron muy atentos a lo que acontecía en la pantalla, escucharon la alocución del titular del Ejecutivo provincial, quien luego de finalizar saludó a todos los alumnos designados. 

Bautista volvió a recibir un aplauso, igual que cuando lo nombraron en el acto oficial transmitido desde la Casa de Gobierno bonaerense. 

Raúl Reyes agradeció a los docentes y a los responsables de la Escuela Manuel Belgrano y con emoción se dirigió a Bautista y con afecto de vecino de pueblo, le deseó éxito y le renovó los conceptos acerca de la Patria, sus símbolos y el respeto y amor y esfuerzo que éstos merecen les prodiguemos.

En primera persona 
“Fue una experiencia muy positiva, porque se genera en los chicos la expectativa de poder estar con las autoridades, en este caso compartir este acto con el intendente”, le contaba Raúl Reyes a La Voz del Pueblo en relación a esta vivencia personal e inédita junto a un pequeño alumno de su pueblo, un vecino más.

“Tuvimos la oportunidad de conversar, de saber lo que él hacía, a qué se dedicaba en los tiempos libres, si hacía algún deporte, y me contaba que juega en las divisiones inferiores de San Martín, Bautista tiene 9 años y juega de número 4, es defensor, contó que le queda lejos el club para ir a los entrenamientos y entonces lo llevan otros papás que son del barrio y después los van a buscar”, detalló sobre la charla. 

También el intendente contó que Bautista “es un nene que va a una escuela que se llama Manuel Belgrano, popularmente conocida como la Escuela Maestro Lequerica, de gestión privada, y salió sorteado entre todos los chicos de cuarto grado que tenían que hacer la promesa a la bandera. Después de un largo peregrinar nos pudimos meter en el zoom que nos habían dado de la Provincia, porque estaba muy difícil la comunicación, y pudimos ver al resto de los chicos y a los demás intendentes y autoridades que estaban, escuchamos las palabras del gobernador que los nombró a todos, uno por uno, así que cuando fue el turno de Bautista hubo un aplauso cerrado de los que estábamos en el Centro Cultural con él, y el gobernador compartió breves palabras con diez chicos elegidos”, de los 135 que formaron parte del acto virtual, y para finalizar el acto Kicillof “se refirió a los valores de Belgrano, la importancia que tenía la fecha”. 

Una vez concluida la ceremonia virtual, y ya más distendidos, “con las maestras y autoridades de la escuela que estaban acompañando a Bautista pudimos conversar y le explicamos lo que se quería reflejar con un acto de esta naturaleza, la importancia de los valores como la solidaridad, todos los valores que Belgrano nos inculcó, quién fue, un periodista y abogado muy reconocido, desinteresado, y que todos los días desde el lugar que nos toca ocupar podemos ser un poco mejores, lo bajamos al terreno de la familia, de colaborar en la casa, de ayudar con los hermanos, de no pelearse”, describió Reyes respecto al hecho, y calificó lo vivido como “muy lindo, muy interesante, distinto y especial”, y seguramente y más allá de la situación que se atraviesa, feliz de haber compartido con un alumno de la gran familia dorreguense un momento tan particular. 

La mañana había comenzado más temprano en la Plazoleta de la Bandera con el izamiento del Pabellón Nacional, un día antes de comenzar el invierno; este invierno de barbijos y distanciamientos sociales, pero más que nunca de acercamiento a la Patria, al distrito, a la ciudad y a todos sus habitantes.