Policiales

ROBO EN UNA OBRA EN CONSTRUCCIÓN

Llovido sobre mojado

01|07|20 13:03 hs.

La pausa obligada que genera la lluvia en las obras en construcción, fue aprovechada por delincuentes para robarle distintas herramientas a un constructor en una propiedad de la calle French 444. 


El hecho ocurrió el martes entre las 12 y las 15.30, cuando Néstor Domínguez y los cuatro albañiles con los que lleva adelante ese trabajo, se tomaron una pausa, “como llovía, nosotros no fuimos a trabajar. Yo había ido a la obra 11.30 a recibir unos materiales que me llevaron, me fui a mi casa a las 12 y, a las tres y media de la tarde, el dueño de la casa fue a ver cómo estaba todo y se encontró con el candado del obrador roto porque me habían entrado a robar”, recordó.

En diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO, Domínguez recordó los distintos faltantes que encontró cuando regresó al lugar, “lo más importante era una amoladora marca Bosch grande, de 9 mm, linda y de bastante valor económico, también robaron una amoladora chica, dos cucharas marca Gherardi, masas y cortafierros (3 o 4 de cada uno), plomadas, cintas, metros de madera, una pava eléctrica de los chicos que traen para tomar mate, también me faltó, cosas fáciles de sacarse de encima y poder venderlas”, indicó. 



Ante la emergencia generada por los faltantes, los albañiles usaron sus propias herramientas y, con otro tanto, colaboraron colegas de Domingúez, “algunas cosas yo tenía, pero en el caso de los chicos, cada cual llevó su cuchara que tenía en casa, y además quiero destacar la solidaridad de la gente. Por suerte, tengo muchos conocidos y amigos que me llamaron ofreciéndome cosas, pero con lo tengo me arreglo igual. Así que ahora hay que reemplazar esas cosas robadas”, comentó. 

Domínguez, que está cerca de cumplir 60 años y asegura haber pasado toda su vida en el rubro de la construcción, apenas recuerda un antecedente relacionado con la inseguridad como el actual, y en el mismo barrio, “toda mi vida me la pasé haciendo esto. Comencé a los 13 como peón y ahora tengo casi 60. Se ve que este barrio no me sienta bien, porque hace siete u ocho años construí una casa, muy similar a la que estoy haciendo ahora, pero en Rauch al 700, y también me robaron. Aunque en esa oportunidad fue más importante, porque me llevaron la hormigonera, el cajón de herramientas y demás”, mencionó el trabajador que, como deportista, guarda también entrañables recuerdos para el hincha de Huracán en la década del ’80. 

Después de afirmar que no posee seguro, dijo que hizo la respectiva denuncia en la Estación de Policía, donde ahora reside la única esperanza de recuperar algunas de las herramientas que perdió en esta triste experiencia.