Claudio Soumoulou está cumpliendo su tercer período como presidente de ACA

El Campo

Entrevista con el Presidente de ACA

“El movimiento está muy preparado para capitalizar las oportunidades que vendrán”

05|07|20 12:32 hs.

El primer sábado de julio de cada año se celebra el Día Internacional del Cooperativismo. Con esa excusa, Claudio Soumoulou, presidente de la Asociación de Cooperativas Argentinas, aceptó charlar vía zoom con LA VOZ DEL PUEBLO y el programa Origen Rural, sobre la actualidad de la entidad y el impacto que ha tenido en su desempeño la emergencia sanitaria.


- ¿Qué mirada se puede hacer desde el movimiento cooperativo a esta situación que atraviesa el país y el mundo? 
- Estamos en un momento en el que más que nunca necesitamos estar juntos, creo que pasada la situación de pandemia vamos a atravesar una situación compleja donde sin dudas también van a haber oportunidades, y me parece que el movimiento cooperativo está muy preparado para capitalizar esas oportunidades, por su trayectoria y por el trabajo que viene haciendo en gran parte del tiempo hasta aquí. Y me parece que también es un buen momento no sólo para trabajar o para desenvolvernos en aquellos ámbitos donde lo sabemos hacer -que es el sector cooperativo agropecuario-, sino también para reflejar un poco en la sociedad que cooperativamente se pueden hacer cosas con buen desarrollo y con una mirada a largo plazo. 

- ¿Cuál es la fortaleza más importante del movimiento a tu entender?
- El movimiento cooperativo, siempre lo digo, en su teoría es un sistema que es casi perfecto, a veces los individuos que participamos en el movimiento le vamos dando distintos tonos o matices… Pero me parece que en situaciones tan complejas como las que está atravesando el país, también el mundo, se realza la figura del cooperativismo porque básicamente tiene un eje, que a mí me parece que es el fundamental, que pone en primer lugar y en el centro de la escena a las personas. Y eso se construye a partir del diálogo y de la confianza que se genera. Entonces, hoy el movimiento cooperativo tanto en lo agropecuario como también en servicios públicos, es un movimiento que goza de buena confianza, que es bien mirado por el resto de la sociedad y que se constituye y se pone como ejemplo muchas veces de las cosas que se pueden hacer bien. Creo que eso es un capital importante que hay que cuidar y que también hay que mostrar para que otros se puedan contagiar y poder hacerlo de la misma manera. Así que hay grandes desafíos por delante, y siempre se necesita de gente para que los puedan asumir y trabajar dentro de un espacio común. 

- ¿Generó algún impacto en los negocios de ACA con los países del sudeste asiático, especialmente China, la pandemia?
- Nosotros respecto a la originación de granos, especialmente de soja, que es un grano que tiene doble propósito, esto de poder abastecer a la industria local para la producción de harinas y de aceites, pero además hacemos exportación directa de porotos de soja, todos estos negocios se hacen con mucho tiempo de antelación, generalmente se cierran o se fijan con un año de anterioridad. Entonces luego todos esos contratos se van cumpliendo. ¿En qué afectó la pandemia a este tipo de negocios? A veces en la demora de algún barco, que tuvo atrasos en llegar por haber tenido demoras en distintas terminales portuarias del mundo, o a veces en el terreno local con la llegada de la mercadería, puntualmente el arribo de los granos a los puertos tuvieron una demora un poco más larga de lo que habitualmente se tarda para cargar un barco por algún problema en la circulación. Pero en líneas generales no hubo mayores problemas. Han sido suaves para la magnitud de la situación mundial que estamos atravesando. 

- La que sí se vio afectada fue la planta de etanol, ACA Bio.
- Sí, la planta de ACA Bio en toda esta situación de pandemia tal vez haya sido la que más afectada desde lo productivo ha estado. Porque el hecho de haber establecido la cuarentena y las restricciones para la circulación de la gente, lógicamente hizo que el consumo de nafta bajara y por ende el consumo de etanol, que es lo que sirve para cortar las naftas en un 10%, se cayó de manera drástica. Hoy, salvando la situación de lo que sucede en el AMBA, y en parte de la provincia de Buenos Aires y en algunos casos puntuales del país, en el resto del territorio hay un flujo de movilidad de vehículos un poco mayor, por lo tanto de a poco se va reactivando. 

- ¿La planta tuvo que parar por completo? 
- Si, en algún momento tuvimos que parar la producción porque tenemos mucha capacidad de producción pero no tanta de tanques para el acopio del etanol, entonces estuvo funcionando en períodos de intermitencia de 10 días: paraba 10 y funcionaba 10. Hoy la producción está normalizada, le estamos entregando a las petroleras de la misma manera que lo hacíamos antes de la pandemia, y creemos que de aquí para adelante se va a sostener de manera normal. 

- ¿Afectó la obra que se está llevando a cabo? 
- La planta está en un proceso de duplicación, estamos en obra desde noviembre, y esas obras no se han detenido. Van más lento pero no se pararon y tenemos intenciones que para los primeros meses del próximo año podamos tenerla en funcionamiento pleno. La planta tendrá un 60% más de producción de lo que estamos produciendo en la actualidad. 

- ¿Cuál es la actualidad de la producción de insumos? 
- En lo que a la producción de fertilizantes y productos fitosanitarios respecta, el desarrollo ha sido normal. Hoy ACA va logrando un posicionamiento fuerte en lo que es fertilizantes, en algunos casos en sociedades también con empresas señeras que trabajan en el país como Bunge, con quien tenemos convenios de trabajo de hace mucho tiempo. Y hoy también estamos con la casi finalización de un depósito para fertilizantes en el puerto de Necochea. En ese caso estamos en sociedad con dos empresas más uno nuevo depósito para poder acopiar y desde ahí abastecer a todas las cooperativas vinculadas a esa zona. Va a ser exclusivo para fertilizantes, es un proyecto que se llama Pier 12 y en pocos meses podemos tenerlo en funcionamiento. 

- ¿Cuál es el panorama respecto a nuevas inversiones? ¿Tiene planes en carpeta? 
- Nosotros veníamos con una serie de obras en marcha, las más importantes eran Pier 12 en Necochea; la duplicación de la planta de ACA Bio en Córdoba; y el nuevo puerto de Timbúes en la provincia de Santa Fe, y viendo la inestabilidad de la economía ya a partir del fines de 2019, habíamos decidido finalizar esas tres obras, que para nosotros son importantes y vitales para los próximos años, y hacer un análisis muy criterioso respecto a las obras que se pueden desarrollar de acá en adelante. 

- ¿Tenían proyectos ya definidos? 
- Sí, tenemos “stand by” dos proyectos que creemos importantes. Por un lado, el desarrollo de algunas plantas en conjunto con algunas cooperativas en la zona sur de la provincia de Córdoba, donde hoy la frontera agropecuarias se ha corrido y hay un buen volumen de producción y ACA con cooperativas locales están cubriendo una buena franja de mercado. Ahí necesitamos capacidad de acopio y vamos a trabajar en eso, puntualmente en la zona de General Levalle. Algo similar estamos armando con cooperativas del norte de Santa Fe en toda la zona de producción que tiene que ver con el centro del Chaco, el norte de Santiago del Estero y la zona de Tucumán y salta. Hoy por hoy eso dos desarrollos, que son plantas de acopio sobre vías de ferrocarril, están en pausa. No las descartamos, pero queremos poner prioridad sobre la finalización de las tres obras más importantes. 

            0000000000000000000000000000000000

Máximo Paz, la juventud y Tres Arroyos   
Claudio Soumoulou nació el 8 de mayo de 1981 en la pequeña localidad santafesina de Máximo Paz que hoy tiene 3400 habitantes. Se crió en el seno de una familia agrícola, con fuerte arraigo cooperativo. Su abuelo y su padre lideraron la Cooperativa Agropecuaria de Máximo Paz, lo que imprimió en la familia un sello de gran valor. 

En 2001 lideró la reactivación de la Juventud Agraria Cooperativista de su ciudad. Esa tarea motivó a que fuera designado miembro del Consejo Central de Juventudes de la CARJ Zona Sur de Santa Fe y Entre Ríos. Desde hace ocho años integra el consejo directivo de ACA y desde hace tres es quien lo preside, siendo el presidente más joven que tuvo la asociación. 

Soumoulou tiene una relación muy especial con Tres Arroyos: “El primer trabajo que me encargaron a mi cuando ingresé al Consejo Central de Juventudes de ACA, en 2002, fue venir a formar la juventud agraria a la Cooperativa Agraria, y yo, la verdad, no sabía ni donde quedaba Tres Arroyos. Pero le pedí el auto a mi viejo y fui directo de Máximo Paz hasta allá”, recuerda.

“Así conocí a Sole Cadenas y a todos su grupo de trabajo, y también a la gente de las otras cooperativas de la localidad. Y siempre he tenido un vínculo muy cercano y muy directo con todos ellos, algo que seguimos manteniendo”, agrega.