Sociales

Por Victoria Bruzzese

Otoño diferente

06|07|20 21:18 hs.

Desde la puerta de mi casa me puse a observar las calles, que, si bien parece normal su quietud y tranquilidad los fines de semana, se percibe algo diferente. Falta la libertad de salir cuando lo deseamos, juntarnos con amigos o, simplemente, ir a tomar mates a la plaza. Si bien el otoño parece ser el mismo que otros años, los árboles perdiendo hojas y la vecina que sale a barrearlas, hay algo que no encaja dentro de la foto: ese silencio natural de los pueblos del interior que, aunque no lo decimos, sabemos que no es el mismo de todos los años. 


Hablo con mi abuela, triste, porque no puede aprovechar los últimos días cálidos para salir a caminar antes de que arranque el invierno y, con mi hermano, que da lo que sea por ir a dar una vuelta en bici con los amigos. Pero bueno, la camioneta blanca del vecino sigue estacionada en el mismo lugar que todos los otoños por lo menos.