En la región todavía queda mucho maíz por cosechar

El Campo

Mucho maíz por cosechar en la región

El agua trae problemas gruesos

11|07|20 09:41 hs.

En cuanto a la gruesa, en la zona todavía que mucho maíz por cosechar y hasta algunos lotes de soja de primer y de segunda. 


En el caso del cereal, estas condiciones climáticas son muy perjudiciales. “La mayoría de los maíces de la región tuvieron estrés hídrico, y como tienen una performance muy alta de mejoramiento genético y están preparados para dar buen rinde, cuando sufren un estrés traslocan muchas de sus reservas y azúcares de la caña a la espiga, al grano, para el rinde. Y esa movilización hace que la caña quede muy débil”, explica Darío Tumini. 

“Si lo podés cosechar rápido lográs que no se caiga tanto, pero cuando los tiempos se dilatan como ahora, las plantas se empiezan a volcar. Y cuando te agarran estas tormentas con la planta mojada y la espiga que le hace peso, se termina cayendo”, agrega. 

El ingeniero asegura que hoy la mayoría de los maíces tienen vuelco. “Por el estrés que tuvo la planta, que está débil, y ahora por la demora de cosecha y las condiciones climáticas”. 

Ahora bien, en el caso de los productores mixtos, las plantas volcadas pueden ser aprovechadas por la hacienda, en cambio para los agricultores puros es pérdida. “De lo que está volcado algo se siempre se puede levantar, me refiero a las plantas que quedan entrecruzadas y la cosechadora las puede enganchar. Pero las que están tumbadas en el piso son imposibles de levantar. Son espigas que se pierden”, explica Tumini.

Más de lo mismo 
En lo que a las condiciones climáticas para los próximos días respecta, el climatólogo Leonardo De Benedictis indicó en su habitual columna de los días viernes en “Campo Total Radio”, que por cuarta semana consecutiva se mantendrán las condiciones de humedad y de frío, con presencia de mucha nubosidad, algunas lloviznas y lluvias. 

“La particularidad que se dará después del fin de semana es un leve aumento de temperatura. Esto se deberá a la presencia del viento norte que ayudará a levantar los registros térmicos. El incremento se notará especialmente en las temperaturas máximas, pero las mínimas seguirán siendo bajas y continuarán las heladas”, manifestó.

“Con el paso de los días se vendrán jornadas con el cielo más despejado, no tan cargado de nubosidad como hasta ahora. Si bien no son cambios totales, las proyecciones indican que el clima empezará a mejorar en el mediano plazo”, completó. 

Para la segunda mitad de julio se esperan modificaciones más importantes y que se estabilice la situación: temperaturas más moderadas y la disipación de la humedad.