Carta de Lectores

Carta de Lectores

Zonceras progres: extranjerización y el "se llevan todo"

13|07|20 18:37 hs.

Señora directora: 

La Constitución Nacional establece en su Artículo 20.- Los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesión; poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos; /.../ conforme a las leyes. 

Sin embargo, el argumento esgrimido para intervenir y eventualmente expropiar el Holding Vicentin, es prevenir la extranjerización del comercio de granos, siendo que, si bien se trata de una empresa importante, no es determinante ni monopólica, pues solo tiene una porción del negocio, que a su vez parte del Holding, es propiedad de empresas de capitales extranjeros, un negocio cuyos precios lo establecen mercados foráneos, por caso Chicago u otros. Un argumento que se contradice con lo actuado, en la tan mentada recuperación de la "soberanía energética" en la cual la entonces presidenta no dudó en firmar un convenio para explotación de recursos hidrocarburíferos, supuestamente estratégicos, con Chevron, una empresa estadounidense, que incluyó cláusulas secretas no develadas al día de hoy -contradicción propia, no la única del sector político que gobernó del 2003 al 2015 y lo está haciendo ahora-, en que la muletilla de la soberanía nos retrotrae a fines de la década de los 80. 

Por entonces, conseguir un teléfono de la empresa estatal resguardadora de la soberanía de las comunicaciones era una verdadera odisea, en mi caso me llevó 15 años tener un teléfono (sí, quince años y pagando 3 mil dólares de 1987 para ampliar la central). Un buen día un gran comunicador televisivo tomó un teléfono, lo mostró en cámara y preguntó ¿Dónde está la soberanía? Con la desregulación de los servicios, operada en los 90, se ha logrado que el 85% de los argentinos tengan un celular, cuya posesión demora lo que insume el trámite de compra; finalizado éste, se sale hablando, además de disponer de la conectividad de Internet y otros servicios, etc. Conectividad que hoy permite ingresar en los medios y redes sociales para despotricar contra el capital extranjero y contra quienes han regalado nuestra soberanía y por ende defienden el argumento de expropiación mencionado al comienzo, para recuperar la "soberanía alimentaria" y evitar la extranjerización, y todo este discurso, contradictorio, se lo hace a través de un servicio que está en manos de capitales extranjeros. ¿Acaso perdimos la soberanía en las comunicaciones? Las zonceras han influido en las masas, para desvirtuar el concepto de soberanía, pues el Estado siempre está por encima de todo, puede operar un servicio en forma directa o concesionar servicios a terceros, inversores de capital con experiencia en el rubro, extranjero o nativo que operan por su cuenta y orden. Para ello el Estado creó, a través del Congreso, entes autárquicos para control de las empresas de servicios, la palabra autarquía define la independencia del ente frente a la administración de turno, claro esto en un país normal, para que los intereses privados y de los funcionarios de Gobierno estén separados.

Aquí, del 2003 en adelante todos los entes fueron intervenidos, pasando a depender del Ministerio de turno, que dieron lugar a innumerables hechos de corrupción que son de conocimiento público. Los entes fueron normalizados en el gobierno de Cambiemos y vueltos a intervenir por la administración actual. 

Junto con la extranjerización aparece el "se llevan todo", vienen de afuera, se llevan los dólares (y resulta que cuando más se habla por celular más dólares se llevan), se llevan el oro, los recursos naturales, etc. Uno de los rubros mas objetados es la minería (que no está mal enfocarla por el lado ambiental), un negocio en el que casi el 60% lo absorbe el Estado, sin que éste invierta un centavo, pocos tienen conciencia de que un yacimiento minero requiere grandes inversiones, que surgen de la explotación de otros yacimientos en otras partes del mundo antes de obtener beneficios, por caso una de las minas de Barrick en San Juan, requirió la inversión de 1500 millones de dólares durante 10 años y se realizaron 600 kilómetros de túneles (la distancia de la Capital a Dorrego) antes de lograr producir un gramo de oro. 

Lo mismo sucede con el petróleo y gas, y si el "se llevan todo" fuera real habría más mineras y todas las petroleras del mundo vendrían a perforar pozos para sacar petróleo y gas, y sucede, como vimos, que no vienen ni pagándoles encima ni con cláusulas secretas. 

Y ojalá vinieran y se llevaran todo, eso redundaría en más empleo, más desarrollo económico y más ingresos para el Estado. Por estos días una fábrica de galletitas local ha comenzado a exportar y bienvenido sea, ¿Hay peligro de perder la soberanía de las galletitas? Ojalá vengan y se las lleven todas ¿nos quedaremos sin galletitas? De ninguna manera, eso obligará a ampliar la producción con inversiones de capital generando más empleo y movimiento económico para la ciudad. El ejemplo es válido para cualquier otro producto o commodities o como se le quiera llamar, que el país produce. 

Pandemia al margen, hace tiempo que la riqueza es mal vista en nuestro país, los gobiernos promueven distribuirla, pero sucede que el Estado no crea riqueza, por lo cual cuando un Gobierno interviene en la economía y en la producción apelando a falsos slogans de la defensa de la soberanía... se termina por repartir pobreza. Es lo que ha venido sucediendo desde 1983 en adelante, donde el número de pobres no ha parado de crecer. 

Solo se saldrá adelante con quienes la producen, para ello será necesario ver la riqueza y al capital desde otro ángulo. 

Tal como lo hiciera el mentor de la China Moderna, el Pequeño Deng (media 1,50 de estatura) que tras años de atraso, intervenciones desastrosas en la agricultura y hambrunas maoístas, promovió el cambio con dos simples axiomas; sobre la riqueza dijo "es bueno que la gente trabaje, gane dinero y se haga rica" y sobre capitales de inversión, "poco importa si el gato es blanco o negro, importa que cace ratones" ¿Alguna duda dónde está China hoy y dónde estamos parados nosotros? 

Americo Lohin 
DNI 4.314.760