Roberto Fabiano, concejal de Juntos por el Cambio (fotos Carolina Mulder)

La Ciudad

El proyecto ya es ordenanza

Paradores, nueva etapa: “Se privilegiará el servicio al turista”

19|07|20 09:03 hs.

Luego de todas las idas y vueltas, con discusiones políticas de por medio, el concejal de Juntos por el Cambio Roberto Fabiano expuso su satisfacción por el hecho de que el proyecto presentado por el bloque que integra, relacionado al nuevo paradigma de paradores para la costa tresarroyense, haya sido aprobado en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante.


La propuesta descansó durante casi dos años en la Comisión de Turismo. En ese tiempo, la idea no tuvo un abordaje en profundidad hasta que el oficialismo, a principios de este año, elevó un proyecto de similares características y respondiendo a los nuevos paradigmas que demandan los paradores de esta época, es decir, sustentables y totalmente amigables con el medio ambiente. 

Desde ahí, Juntos por el Cambio insistió en su proyecto, basado en que el modelo de parador a construir surja a partir de un concurso de profesionales (arquitectos e ingenieros). El oficialismo, por su parte, buscaba que los prototipos sean confeccionados desde la Secretaría de Obras Públicas. 

Finalmente, la idea de Juntos por el Cambio se impuso en el Concejo Deliberante. El bloque que preside Enrique Groenenberg tuvo el apoyo del peronismo y la idea se aprobó por mayoría (sin el acompañamiento del Movimiento Vecinal). "Obviamente que el balance que hacemos es positivo.

Después de dos años de gestiones, se pudo aprobar un proyecto que pone en marcha el camino para que en la costa del distrito haya paradores sustentables, accesibles y en los que se privilegiará el servicio al turista", señaló Fabiano en diálogo con este diario.

La letra 
El proyecto convertido en ordenanza busca, entre otros objetivos, preservar las playas del distrito. Y a partir de esa concepción, en la letra de su articulado, plantea: "Llámase a concurso de profesionales de la Arquitectura y de la Ingeniería para desarrollar un proyecto de prototipo de balneario de acuerdo a las leyes vigentes, que reúna las condiciones mínimas para brindar un buen servicio y que tenga en cuenta los principios de sustentabilidad: utilización de materiales adecuados, aprovechamiento energético, cuidado del agua y disposición de desechos, accesibilidad". 

A la hora de la evaluación de los proyectos presentados por los profesionales, según lo marca el artículo 3 de la ordenanza, se establecerá un jurado que estará compuesto por un representante técnico del municipio, uno del Colegio de Arquitectos y otro del Colegio de Ingenieros. 


fotos Carolina Mulder


El prototipo ganador de esa instancia será el modelo que quede como “Balneario de la costa tresarroyense”. Y a partir de la construcción del prototipo de balneario, la normativa prevé dos clases: por un lado, que el municipio construya un balneario cada vez que se venzan los plazos de concesión, establecidos por ordenanza del Concejo Deliberante y posteriormente saque a licitación las concesiones futuras que competirán por oferta del canon y servicios propuestos. Y por el otro, que lo construya el oferente tomando el proyecto oficial. 

En este caso tendrá una concesión más larga para amortizar la inversión realizada, debiendo cumplir con los plazos para la construcción que exija el municipio, caso contrario, deberá devolver el espacio, con las mejoras realizadas en el mismo, sin poder reclamar nada al respecto. En cualquier caso los antecedentes le servirán para una eventual renovación. 

Modelo y servicio 
En sus apreciaciones, el concejal, por estos días en uso de licencia autorizada, expresó: "Buscamos que se privilegie el servicio al turista y no como se venía haciendo hasta ahora. Las licitaciones se adjudicaban por proyectos más grandes y ambiciosos. Al fin y al cabo, utópicos porque nunca se llevaban a cabo. O bien, el que pagaba más canon".

"Eran factores que, a nuestro entender, estaban lejos de ofrecer el mejor servicio. Nosotros, hace dos años, presentamos una propuesta para trabajar en forma conjunta con el resto de los bloques del Concejo con el fin de lograr un proyecto de este tipo. Nunca tuvimos demasiado eco, fundamentalmente del oficialismo", sostuvo. 

Fabiano especificó que el bloque que integra presentó formalmente su idea en el Concejo en 2019. "El oficialismo, en el último verano, lanzó su propio proyecto, el cual era con las mismas concepciones que las nuestras. Eso nos alegró enormemente, ya que entendieron que el objetivo que nosotros planteábamos era común. La única diferencia radicaba en el diseño del prototipo. Ellos -por el oficialismo- planteaban un modelo propio, mientras que nosotros defendíamos la realización de un concurso profesional para tener la mayor amplitud de criterios posible a la hora de generar proyectos alternativos", subrayó. 

En tanto, el edil manifestó: "Lo que se va a tener en cuenta, además del diseño, es el tipo de materiales a utilizar. Se apuntará a la sustentabilidad, a la provisión de energía, tratamiento líquidos cloacales y accesibilidad". 

"El hecho de realizar un concurso, siempre pensando en los balnearios de toda la costa tresarroyense de acá a 25 años, nos daba la posibilidad de contar con el mejor proyecto de prototipo. La apertura y la realización de concursos en lo público es muy habitual, aunque en Tres Arroyos no es común porque está todo monopolizado por el municipio", puntualizó. 

Y agregó: "Todos los proyectos de ejecución de obras son de la comuna. Nunca hay chance de evaluar alternativas. Pasó con el Polideportivo y con el Hospital. El Ejecutivo no brinda opciones. Lleva a cabo proyectos únicos. Con esto que planteamos con los balnearios, buscamos que de cara al futuro se instale como un esquema de trabajo en el cual se pueda concursar cada vez que haya que realizar una obra de estas características". 


fotos Carolina Mulder


Armado del concurso
Fabiano, asimismo, indicó que el Colegio de Arquitectos "ya se encuentra trabajando en el armado del concurso. Eso está encaminado. Y si el Ejecutivo decide llevar adelante este proyecto, sólo tiene que comunicarse con el Colegio y en muy poco tiempo se estaría convocando para el concurso".

"Los costos -agregó- son muy bajos e insignificantes en comparación con los números que se manejan en este tipo de obras. La decisión está en manos del Ejecutivo. El Colegio de Profesionales se encuentra a disposición y con el programa preparado. Si quieren ganar tiempo, en un mes podemos llamar a concurso, en dos o tres meses se presentarán los proyectos, luego se analizarán los resultados y para el verano, tranquilamente, ya se puede llamar a la licitación de cara a 2021", señaló.