Los cortes sufridos por Maximiliano Espinosa en el rostro

Policiales

El agresor fue identificado en la declaración penal

Denunció que a su hijo le tajearon la cara tras un incidente de tránsito

24|07|20 09:01 hs.

Un joven sufrió profundos cortes en su cara durante un ataque sufrido en la vía pública en la madrugada del martes. La víctima es Maximiliano Espinosa, de 18 años, quien según denuncia su padre Dardo, en momentos que se dirigía a la casa de su novia en su Fiat Uno gris, tuvo un cruce con otro vehículo marca VW Passat del mismo color en la intersección de las calles 17 de Agosto y Brandsen, tras lo cual el último comenzó a seguirlo y, a dos cuadras y media del punto anterior, en la calle Tucumán 248, terminó siendo atacado por uno de los ocupantes del otro auto.


Después de haber radicado la denuncia en la Estación de Policía, Espinosa le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que su hijo conocía de vista al agresor, “pero nunca tuvo contacto con él”. “No se conocen para nada, a ninguno. (Su hijo) Nunca tuvo problemas con esa gente. Fue una cosa del momento, solamente porque se le cruzó con el auto. Mi hijo frena, les toca bocina, y automáticamente pegan la vuelta y lo siguen hasta la casa de la novia”, recordó al referirse al momento previo al ataque, “un tipo se bajó recontra mamado (sic) con una cuchilla de carnicero y lo atacó”. 

Si bien, posteriormente, Dardo Espinosa reconoce que logró identificar al agresor para poder hacer la denuncia, remarcó que a su hijo le pareció conocerlo de vista durante un momento en que lo pudo ver con claridad, “cuando lo mira, le llama la atención, recordó que en algún lugar lo vio o lo conocía de vista, pero nunca tuvieron contacto. Jamás hablaron”, enfatizó. 

En ese sentido, Dardo Espinosa describió al atacante como una persona “recontra peligrosa”. “Ya le dije a la policía quién era. Nombre y apellido. Estuvo en la cárcel”, dijo antes de recordar una par de episodios que tiempo atrás habrían tenido como protagonista al agresor de su hijo, “hace algunos años, le pegó una puñalada a uno en el barrio Escuela 18 y lo mandó al hospital. Después, en una doma, por un problema con una mujer, le pegó un tiro a un pibe en el cuello, por poco no lo mata”, comentó sin intenciones de mencionar públicamente la identidad del hombre que, según comenta, “tendría alrededor de 36 años”. 

“Cuando (el agresor) se bajó del auto, (su hijo) le dijo ‘pará, si lo único que te hice fue tocar bocina’ y ahí nomás lo cortó. Es una persona que está recontra acostumbrada a pegarle a los chicos, ha tenido problemas en el Parque Cabañas, donde saca cuchillo, saca revólver y nadie le dice nada, la Justicia no le dice nada”.

Las lesiones
Maximiliano Espinosa hace algunos meses que trabaja en una dependencia municipal y, como complemento, suele hacer mudanzas con una camioneta que le presta su padre. 

Poco después de la medianoche del martes, sufrió el ataque por el que debió ser atendido en el hospital, tras sufrir lesiones que lo marcarán de manera definitiva en su rostro, “tiene un corte chico abajo del ojo, arriba tiene otro, en la parte de la frente, y en la boca tiene un corte de ocho puntos”, informó antes de quejarse, “el médico no hizo la denuncia para que venga la policía rápidamente. Después voy a la policía, estoy hasta las tres y media de la mañana, hacemos la denuncia y cuándo preguntás qué va a pasar te dicen ‘y mañana vamos a ver, lo mandamos a Fiscalía’. Todo con una tranquilidad terrible y mientras yo tengo a mi hijo con la cara cortada con ocho puntadas”. 

De acuerdo al relato del padre del joven, su hijo no intentó escapar porque, “fue una cosa de golpe. El tipo le cortó la cara a mi hijo y se fueron. Yo le pregunté a mí hijo, ‘¿por qué no te fuiste cuando lo viste venir con una cuchilla?’, pero se quedó confiado con que no le iba a hacer nada y lo cortó porque sí”, señaló.

Ahora, indignado, adelantó que hoy planea ir a la Fiscalía “para ver qué va a pasar, cómo va la causa. Es una locura que este tipo esté suelto. Porque hoy le cortó la cara a mi hijo, no quiero llegar a ver que mañana mate a nadie y digan ‘lo tendrían que haber metido preso antes’”.