La Comisión de Familia recibió ayer a padres y dueños de guarderías de la ciudad (M. Hut)

La Ciudad

Comisión de Familia

Solicitan que se reabran las guarderías

29|07|20 08:58 hs.

Ayer, un grupo de padres, acompañados por propietarios de guarderías, plantearon ante los concejales de la Comisión de Familia la necesidad que tienen de volver a contar con el servicio de cuidado de niños que ofrecen dichos establecimientos, los cuales, a raíz de las medidas tomadas por la pandemia, se encuentran cerrados desde el pasado 20 de marzo. 


La presentación ayer respondió, por un lado, a la necesidad que tienen los padres de que se reabran las guarderías, al tener en cuenta, básicamente, que son trabajadores esenciales y cuentan en este momento con limitaciones y dificultades para el cuidado de sus hijos mientras cumplen con sus obligaciones laborales. 

Desde las guarderías, en tanto, el planteo giró en torno a las fuentes laborales que genera dicha actividad. En diálogo con este diario, Griselda Collazos, una de las madres que ayer se hizo presente en el Concejo, se mostró conforme con la respuesta que en la reunión recibieron de los ediles de la Comisión de Familia. 

"Prometieron una audiencia con el intendente Carlos Sánchez para los próximos días. Sabemos que la habilitación no depende de ellos, sino de la Provincia", expresó. 

A principio de mes, la titular de la Guardería Los Pitufines le presentó al Departamento Ejecutivo un proyecto de protocolo sanitario que garantiza las condiciones necesarias para reabrir los establecimientos en este contexto de pandemia.

Nota a Sánchez 
Asimismo, el pasado lunes, se le envió una nota al intendente Sánchez a través de la cual se le cuenta al jefe comunal la situación de los padres y de las guarderías. 

El escrito, textualmente, dice: "Nos hemos reunido los papás de los niños que asisten a las Guarderías de Tres Arroyos muy preocupados por la situación de las mismas, sabiendo que ya dos han cerrado definitivamente".

Y además: "Esto nos afecta considerablemente, perdiendo el lugar que nuestros hijos tenían de cuidado, teniendo que buscar alternativas 'clandestinas' o exponiendo a los abuelos, población de riesgo, para poder dejar a nuestros hijos y salir a trabajar. Muchos de nosotros somos trabajadores esenciales, trabajamos en salud, industria alimentaria, y tenemos que (y queremos) seguir asistiendo a nuestros trabajos". 

"Entendemos que las últimas evidencias científicas muestran que los niños no son vectores significativos del Covid-19, no contagian el virus, y si lo tienen es porque lo adquieren de un adulto. A nivel mundial la principal causa de contagio son las reuniones de adultos. Para nosotros -sostienen en la nota- las guarderías son el segundo hogar de nuestros hijos". 

A su vez, el escrito enviado a Sánchez dice: "Teniendo en cuenta que Tres Arroyos se encuentra en etapa 5, sin casos de Covid-19 y que han retomado sus actividades gimnasios, restaurantes con sus protocolos correspondientes; que la población infantil no ha sido considerada de riesgo por los distintos órganos de salud y expertos en el tema; que el sector de guarderías está llevado adelante por particulares, que brindaban servicio a familias trabajadoras; que la interrupción de esta actividad ha dejado sin sustento a varias familias y a otras más, sin la posibilidad de tener cuidado adecuado y de calidad para sus hijos mientras trabajan; que el cuidado de los niños se ha reestructurado y está siendo llevado a cabo en la informalidad, donde no hay medidas de control del contagio adecuadas". 

Con esos fundamentos -continúa la nota- "solicitamos que se retomen las actividades de las guarderías, pensándolas no como una institución educativa, sino como una 'reunión' familiar -podrían ser máximo diez niños-, un comercio y que se mantenga un protocolo de higiene, que los padres no se crucen y se lleve un registro de asistencia para la vigilancia epidemiológica". 

Pedido de respuesta
Al finalizar la reunión, la concejala Andrea Montenegro (Frente de Todos), presidenta de la Comisión de Familia del Concejo Deliberante, manifestó: "Recibimos de parte de padres y de dueños de guarderías un protocolo que armaron, y que lo elevaron al Ejecutivo el 1º de julio, pero no han tenido ningún tipo de respuesta".

“El visto bueno lo tiene que dar la Provincia, como pasa con todo. Es un tema complejo y nos pareció totalmente necesario escuchar el reclamo"


Y agregó: "Sabemos que en medio de una pandemia hay sectores que tendrán que estar cerrados más que otros. En la reunión les contamos un antecedente, el de la localidad de Bella Vista, en Corrientes, donde armaron un protocolo y los habilitaron”. 

Montenegro, en tanto, señaló: "El visto bueno lo tiene que dar la Provincia, como pasa con todo. Es un tema complejo y nos pareció totalmente necesario escuchar el reclamo". 

Ayer, tras la reunión, desde la Comisión de Familia se le envió una nota al intendente Sánchez en la cual se le pide que "brinde una inmediata respuesta" al pedido de los propietarios de guarderías y de padres/madres que utilizan el servicio de los establecimientos.