Ante Boca. Izquierdo se quedó luego del ascenso y pudo disfrutar del paso por la máxima categoría

Deportes

En diálogo con El Eco

Abad e Izquierdo recordaron su paso por Huracán

30|07|20 09:45 hs.

Miguel “Bochi” Abad y Jorge “Chopi” Izquierdo marcaron una época en el fútbol local. Defendiendo los colores de Huracán, los dos supieron dejar su huella en su paso por el club local, destacándose tanto en el Argentino A como en el Nacional B. Tandilenses ambos, fue tal su legado que, días atrás y aprovechando que este mes se cumplió un nuevo aniversario del ascenso del Globo a Primera, el diario El Eco de Tandil charló con ambos. 


En la nota, además de repasar la campaña de aquel recordado equipo, ambos se permitieron hablar de la amistad que los une, una relación que nació antes de coincidir en el albo y que se extiende hasta el día de hoy.

“Llegué en marzo del ’98, recomendado por Julio Del Negro, quien era compañero de “Bochi” en Independiente de Lobería. Lo había enfrentado, jugando yo para Newbery de esa ciudad. Del Negro le dijo a Bottino sobre mis cualidades y me llamaron. El 13 de marzo de ese año arreglé” recordó Izquierdo, mientras que Abad rememoró que “yo llegué más tarde, cuando el equipo ya estaba en el Argentino A. Creo que Chopi tuvo que ver con mi llegada, y también la buena campaña que yo había hecho en Huracán Ciclista”.

Antes de reunirse en Huracán, tanto el Bochi como el Chopi habían compartido en una selección de Tandil en 1997. “Fue un equipo que se armó para un torneo regional que se jugó durante el verano, contra equipos como Saladillo, Olavarría y La Madrid. Salimos campeones, estaban también el Loco Toth, Gastón Leveau y el Ñato Varales. Disfrutamos mucho ese torneo, para mí fue un empujón porque venía un poco desmotivado con el fútbol. Ahí me vio Newbery de Lobería y me fui” dijo Izquierdo.


Abad lucha. El Bochi, figura en el Nacional B, se fue antes de la llegada a Primera


Luego, el destino los volvió a juntar y allí forjaron una fructífera relación dentro del campo de juego. “Nos entendimos muy bien cuando jugamos juntos en esa selección. En Huracán, a mí me costó ganarme un lugar porque había jugadores en mi puesto como el misionero González y el Toro Vega. Yo era el cuarto delantero. Por una sucesión de cosas me tocó jugar, con Jorge después de algunos partidos ya nos conocíamos muy bien dentro de la cancha. Con sólo mirarme, él me hacía saber que me la iba a tirar al espacio. Yo tenía que meter el desborde, sabiendo que entraba el Novillo García” entendió Abad, mientras que el Chopi agregó que “en general, el equipo se llevaba bien dentro y fuera de la cancha. Era un muy buen grupo, los jugadores locales aceptaban muy bien a quienes venían desde afuera”. 

En la nota, extensa, los jugadores recordaron cómo fue el armado del equipo y confesaron que, cuando llegaron, no avizoraban lo que iba a suceder. Asimismo, contaron cómo vivieron ese momento y hablaron de sus partidos más importantes. 

Finalmente, se tomaron unos minutos para destacar a Roberto Bottino, incansable colaborador del Globo, y de Hugo Tenaglia, el encargado de armar el plantel que terminó llegando a la Primera División de AFA.