Pereyra está internado en el Hospital Italiano de Bahía Blanca (archivo)

Policiales

Se encuentra internado en el Hospital Italiano de Bahía

El joven aplastado por un tractor dejó la sala de terapia intensiva

31|07|20 08:54 hs.

El joven trabajador rural tresarroyense que sufrió un grave accidente cuando reparaba un tractor en un campo cercano a nuestra ciudad, dejó la sala de cuidados intensivos del hospital Italiano de Bahía Blanca donde fue trasladado la semana pasada y ayer el pronóstico era alentador, informaron fuentes familiares a LA VOZ DEL PUEBLO. 


Se trata de Esteban Pereyra, de 20 años, quien el pasado 19 de julio, en momentos que le cambiaba la batería a un tractor, fue aplastado por la maquinaria luego que de manera accidental se destrabó la marcha que lo mantenía quieto. 

Según indicó Marcelo Pereyra, papá de Esteban, a raíz de ese episodio sufrió distintas fracturas en sus caderas, la pelvis, la clavícula y el omóplato, “tuvo un accidente muy grande, ahora hay que esperar a ver qué ocurre”, comentó el hombre. 

“Estaba trabajando abajo del tractor, se le salió el cambio y lo pisó”, recordó al referirse al dramático accidente vivido por su hijo, quien es carrero y desde hacía un año trabajaba en ese campo ubicado sobre la ruta 85. 

“Estaba con el maquinista, él (por Esteban) iba en el carro, cuando fue a cambiar la batería del tractor, se quedó solo y, en eso, cuando le dio arranque para probar la batería que había puesto, (el tractor) se le vino encima. Cuando su compañero, que se había alejado, se dio vuelta, vio que el tractor estaba andando solo”, explicó, antes de remarcar que, “el tractor lo pasó por arriba y siguió andando solo. Por suerte, la ambulancia llegó enseguida”.

“Nos tiene a nosotros”
En la actualidad, Marcelo se encuentra junto a la madre de Esteban, Marina, y la pareja del joven, quienes lo acompañan en su convalescencia en la institución sanitaria bahiense, mientras aguardan que le baje un poco la fiebre, “con respecto a cómo estábamos en Tres Arroyos viene muy bien, por eso ahora hay que cuidarlo y controlarle la infección”.

Esteban Pereyra siempre trabajó con la familia en labores rurales, el domingo 19, cuando se encontraba en su segundo año de servicio en ese campo, sufrió este grave accidente del que, en principio, estaría evolucionando favorablemente, “quiero agradecer infinitamente al Hospital Pirovano, porque los médicos de acá (por Bahía Blanca) me dijeron que allá (por Tres Arroyos) le salvaron la vida” y agregó, “sólo queremos pedirle a Dios que lo ayude a salir adelante. Si es por los cuidados que va a tener que no se preocupe, porque nos tiene a nosotros, al papá y a la mamá, que lo vamos a estar cuidando siempre”.