Angel Antuñano y Christian Di Salvo repasaron la actualidad del club en este aniversario

Deportes

Aniversario de Club de Pelota

Celestes 98 años

31|07|20 10:04 hs.

Club de Pelota se acerca cada vez más a su centenario. Ayer, el Celeste llegó a sus 98 años en un contexto especial, ya que atraviesa un momento de “vuelta a la normalidad” en medio de la pandemia por el coronavirus. 


Para charlar un poco sobre la actualidad del club se acercaron a este diario el presidente Angel Antuñano y Christian Di Salvo, secretario y coordinador del departamento de básquet del club. “Estamos bien” empezó diciendo el presidente, explicando que “ha quedado un club de gente mayor; salvo en la parte de básquet los demás socios somos gente grande y ya no estamos para fiestas. Hace unos cuantos años que no festejamos, antes siempre se hacía algo con la familia”. 

A pesar de ello, Antuñano entiende que el club sufrió el parate porque “si un chico se te va, es malo. Nosotros queremos que los chicos se queden y, si fuera posible, que vayan los siete días de la semana, porque la esperanza nuestra es la juventud y que los chicos tengan un lugar donde ir, pasar el momento, confraternizar”. 

En lo que respecta a la parte basquetbolística del club, el coordinador del departamento dijo que “a nosotros nos agarró en una época buena en el sentido de que justo arrancaba la temporada… habíamos justo agarrado un quiosco en la Fiesta del Trigo y habíamos hecho una base, pero en la subcomisión de básquet, junto con Angel, decidimos que los chicos que habíamos contratado, los profesores, cobraran el total del sueldo. Por eso nos pusimos a trabajar dentro de la pandemia, haciendo cosas en casa, divididos por grupos por familia, y con eso hasta ahora estamos bastante bien”. 



Y justo cuando la parte económica empezaba a apremiar, el club comenzó, de a poco, con el regreso de sus actividades. “De a poquito, con el esfuerzo de todos, nos vamos restableciendo dentro de los límites que tenemos… estamos trabajando a un 30 por ciento. Empezamos con el protocolo y, amén de que también tenemos clases vía Zoom, tenemos bastantes chicos que han vuelto” manifestó Di Salvo.

- ¿Cómo están trabajando con esto del protocolo?
- CDS: En básquet ya entramos en fase 2, ya son grupos de 8/9 chicos de Sub-13 para arriba. Están divididas en cuadrantes las canchas, y la ventaja que nosotros tenemos es que contamos con tres espacios divididos que son la cancha de básquet, la cancha de pelota a paleta y el salón de fiestas, entonces los grupos van rotando y no se encuentran entre sí y al final del recorrido se retiran. Eso está bueno porque, en vez de trabajar con 6, 8 ó 9 chicos, estamos trabajando con casi el doble pero rotando por los lugares, con una parte física, otra parte de gimnasio y otra parte aeróbica. De a poquito estamos reavanzando tanto sea con el femenino como con el masculino. En la parte de cantina también hay un protocolo, tanto de casín como de cantina. 

- AA: Es más difícil hacerlo cumplir, porque una vez que vos entrás al club indefectiblemente te encontrás con alguien y te ponés a charlar y se hacen grupos de 3, de 4, de 5... pero ahí va mucho la responsabilidad de cada uno. 

Proyectos 
Para este 2020, Club de Pelota contaba con grandes proyectos que tenían que ver con el arreglo y reacondicionamiento de varios sectores. “Los proyectos del año eran muy importantes, muy avasallantes, pero se vieron truncados por la pandemia. El año pasado habíamos empezado con las canaletas, habíamos pintado la cancha, habíamos hecho la mesa de control y este año habíamos pensado ver la posibilidad de cambiar un pedacito de techo donde tenemos algunas goteras. En la parte de adelante se pusieron unos aire acondicionados y se pintó… se fueron haciendo muchas cosas pero este año se vio trunco con todo esto que fue realmente de golpe” destacó el secretario de la entidad.



Si bien el Covid-19 truncó muchas ideas, algunas otras pudieron ver la luz. “Una cosa importante que hicimos, que dio resultado, es que unificamos básquet femenino y masculino, está todo junto ahora. Además de que nadie se siente discriminado, nos beneficiamos muchísimo. Es muy bueno el ambiente” destacó el presidente celeste. 

Al respecto, Di Salvo añadió que “antes había una subcomisión de básquet masculino y una subcomisión de básquet femenino regenteadas ambas por mí. Ahora se juntó todo y trabajan todos mancomunados por el bien de todos. Obviamente que este es un año de transición, pero de a poquito nos vamos uniendo y vamos haciendo cosas en común”. 

Asimismo, ambos dirigentes contaron que este “fue un logro” y contaron que “una de las cosas que teníamos pendientes y justo antes de la pandemia habíamos presentado los papeles tiene que ver con la personería jurídica. Es algo que queremos hacer y más aún ahora que se acerca el centenario”. 

En el cierre y luego de agradecer el apoyo del municipio ya que “tenemos el gimnasio de box que es municipal, el espacio de vóley en el gimnasio para el CRESTA y para el newcom y eso nos da un aporte municipal que nos sirve para ir subsistiendo”, tanto Antuñano como Di Salvo dijeron que de a poco empezarán a trabajar para el centenario.

“Falta muy poquito” aseguraron, y aprovecharon para invitar gente al club. “Es gente grande mezclada con muy pocos chicos jóvenes pero que le mete para adelante. La parte deportiva no se la negamos a nadie, si no pueden pagar, va lo mismo. Queremos que haya actividad”.