Sociales

Por Camila Pereyra

Una tarde gris

02|08|20 20:05 hs.

Hoy, desde mi casa, se ve una tarde gris. A esta tarde le faltan los nenes que siempre pasan por mi vereda jugando o andando en bicicleta; le faltan los autos que pasan despacio, paseando, admirando el barrio; le faltan las personas que salían a caminar o que iban hasta sus trabajos felices, o a veces no tanto, sin esa mirada de miedo que ahora asoma detrás del barbijo; le falta mi vecino que salía a pasear a su perro; le faltan tantas cosas…vida, color, alegría. Esta tarde es una tarde gris, causada por un virus que nos aisló a todos; que hace que todos nos veamos unos a otros con miedo, como si el otro nos fuera a contagiar, como si el otro fuera el enemigo; y que nos quitó nuestro día a día y lo transformó en otro más frío y distante.