Deportes

Compartiendo Historias

El ciclismo hizo el cierre

07|08|20 17:31 hs.

Con la presencia de los ciclistas Carlos Prieto y Claudio Flores se cerró ayer el ciclo de charlas de la Dirección de Deportes Compartiendo Historias. Fueron cuatro encuentros con deportistas de la ciudad que permitieron, por las redes sociales, conocerlos en charlas íntimas. 


Previamente pasaron por Compartiendo Historias los basquetbolistas Juan Manuel Locatelli y Osvado Goizueta, los futbolistas Alberto Cedrón y Franklin Martínez y las patinadoras Erica Mandrini y Manuela López, mientras que ayer fue el turno de los ciclistas de regalar una linda charla. Prieto y Flores mantuvieron cerca de una hora de charla, donde tocaron diferentes temas y se los notó muy distendidos y amenos con la actividad.

Sobre cómo se iniciaron en el deporte de las dos ruedas, Prieto contó que fue “un poco de casualidad”, mientras que Flores destacó que lo suyo fue “un poco más familiar, iba a ver las competencias, fui pasito a pasito y terminé compitiendo de chico. De los 8 años no he parado y ya tengo 40”. 



Prieto destacó que el ciclismo “es un estilo de vida” y agregó: “Uno lo hace con amor y porque le gusta. Yo disfruto la bici, me gusta probarme, ver cómo estoy”. Mientras que su colega sumó: “Es parte del estilo de vida de cada uno, me siento más cansado cuando no salgo a andar en bici que cuando salgo”. 

Por la pandemia ambos se las ingeniaron para poder seguir entrenando, en el caso de Flores contó que inventó un rodillo, mientras que Prieto comentó que construyó un circuito en el patio de su casa. 

Entre las consultas del público, preguntaron cuál había sido su primera bicicleta. “Con mis amigos del barrio juntamos cartones, vidrios y me compré un cuadro y empezamos a buscar cosas usadas, y así la fuimos armando. Tarde un año o más”, recordó Prieto, mientras que Flores detalló: “Estábamos viviendo en una quinta y mi bicicleta era una bicicross que la tenía preparada. En ese momento con 8 años. Esa fue la con la que corrí mi primera y segunda carrera y después mi familia me armó una de carrera”. 



Otra consulta de la gente que siguió la charla en vivo fue la carrera que más recuerda y la que les generó un desánimo. Flores contó: “El primer campeonato argentino. Es algo que se busca, todo corredor trata de llegar a eso y yo lo hice de chico. No me voy a olvidar de todo el sacrificio que tuve que hacer y mi familia que me llevaba a entrenar a Necochea. Una que lo tomé como un objetivo y no logré estar, un Río Pinto que estaba decidido de funcionar adelante, tuve una avería mecánica, era el año para estar. Quedó ahí”. Mientras que Prieto también hizo su recuento: “No tengo una en particular. Sí un campeonato en el 2010 que eran 10 carreras, y yo corrí 7 y en Ayacucho la final contra reloj, me dijeron que podía ser campeón, gané la contrareloj y salí campeón. Mientras que una que estuve por ganar en Tandil, tenía ya 60, venía en el pelotón de primeros, agarré una piedra, explotó la goma y terminé con la goma en llanta”. 

En el cierre dejaron un mensaje para los chicos, ya que “es un deporte sano, merece el sacrificio y te forma como persona”, explicó Prieto, mientras que Flores agregó: “En el caso de la bicicleta, es algo que no se van a arrepentir ni un poquito”. 



Cierre de Orsili 
Tras la charla entre Carlos Prieto y Claudio Flores, lo integrantes de la Dirección de Deportes Emiliano Zwaal y Diego Benítez entrevistaron al director del área Guillermo Orsili. 

Tras una presentación personal y contar cómo llegó a ocupar el máximo puesto del área de Deportes, contó como llevan el año. “Hubo que reinventarse, readaptarse y repensar cómo íbamos a encarar este año. Nos dimos cuenta enseguida que esto iba a ser largo, nos pusimos a pensar, tiramos ideas y hemos transitado 3 meses y medio o 4 con propuestas para Tres Arroyos, clases en vivo, capacitaciones, charlas, colectas, campañas de donación de sangre, el ciclo que acaba de terminar, el balance es más que positivo. Vuelvo a destacar el trabajo de todos mis colaboradores. La gente en la calle me hace saber que vamos por el camino, sabemos que faltan cosas, pero sabemos que vamos por el buen camino, y ojalá podamos volver a lo presencial por el bien de todos, pero también uno sabe que lo virtual llegó para quedarse, es una nueva herramienta para trabajar”.