Sociales

El rincón de Andrés Errea

Antes que el supermercado

23|08|20 01:01 hs.

En estas páginas ya se han presentado los grandes almacenes, aquellos que particularmente comercializaban comestibles envasados y abarcaban otros rubros, pero para los productos frescos había que recurrir a otros comercios. Pues bien, pero ¿dónde se ubicaban los locales que albergaban esas mercancías? La respuesta es: en puntos estratégicos de la ciudad. 


Hubo tres en las avenidas principales: ellos eran el Mercado San Martín, localizado en la avenida homónima, donde hoy funciona el Museo Mulazzi. Otro, el Mercado del Plata, sobre avenida Moreno, donde hoy se emplaza el Teatro Municipal, y un tercero en la esquina de avenida Moreno e Hipólito Yrigoyen (Hoy Farmacia Pasteur, Confitería La Perla y una serie de locales anexos), cuyo nombre era Mercado Alsina, el único con planta baja y su primer piso, ocupado este último por siete departamentos muy amplios que, aunque con algunas reformas, todavía subsisten. 


El Mercado del Plata, en avenida San Martín 650 (actual Teatro Municipal)


Los dos restantes, eran el Mercado Rivadavia, en Betolaza 350, en la actualidad un patio del Colegio Jesús Adolescente; y el situado en la intersección de las calles Falucho y Lucio V. López, el Mercado Belgrano, actualmente reemplazado por una residencia particular. 

En el interior de estos establecimientos, distintos puestos ofrecían variedad de mercaderías distribuidas en carnicerías, fiambrerías, verdulerías, fábricas de pastas, pescaderías, etc. Y aunque la mayoría de ellas se exhibían directamente al consumidor, todos los establecimientos contaban con un rudimentario pero efectivo sistema de refrigeración.


El Mercado San Martín, funcionaba en avenida San Martín 330 (actual Museo Mulazzi)


 No dejan de ser pintorescas algunas imágenes en las que, junto a las medias reses, aparecen unos grandes escudos y banderas argentinas y francesas entrelazadas, con motivo de la conmemoración del Día Nacional de Francia (14 de julio), en razón de que uno de los socios era descendiente de franceses. Los señores, casi de etiqueta, mostraban en sus solapas las escarapelas de rigor, en tanto que los empleados lucían sus guardapolvos, corbata o moño, y hasta cuchillo en mano como quien va a despostar una res en ese momento. En el entorno se ve gente de otros puestos y tal vez, ocasionales clientes que aprovecharon la oportunidad para salir en la foto. En este mercado (el Alsina) funcionaban (en 1929), 8 puestos de carnicería, 10 puestos de fruta y 2 de pescado. Además contaba con dependencias para la administración. En su momento se lo consideró, por sus características y condiciones de higiene, como uno de los más importantes de la provincia. 


El Mercado Belgrano se encontraba en Falucho y Lucio V. López (allí hay ahora una vivienda)


Las estructuras de estos mercados que han sobrevivido a la piqueta, dejan entrever un estilo arquitectónico, que con ciertas variantes en las aberturas, es propio de comienzos del siglo XX; en ellos se destaca una sobriedad y solidez que les han permitido llegar hasta nuestros días cumpliendo casi un siglo.


El Mercado Rivadavia se encontraba en calle Betolaza (en la actualidad hay un corralón, un patio e instalaciones del Colegio Jesús Adolescente). Las cuatro fotos superiores del frente de estos lugares son de 1928


 En el presente no contamos con las cinco estructuras mencionadas en la nota, pero si bien dos desaparecieron completamente, al menos nos quedan una que se conserva bastante original en líneas generales (lo que fue el Mercado Alsina) y dos que cobijan a importantes manifestaciones de nuestra cultura como lo son, el teatro y el museo arqueológico e histórico, ambos correspondientes a la órbita municipal. 


Junto a medias reses, grandes escudos y banderas argentinas y francesas entrelazadas, en el Mercado Alsina. Uno de los socios era descendiente de franceses y se conmemoraba el Día Nacional de Francia













Fotografías que muestran la venta de carne en el Mercado Alsina. También las frutas y verduras que ofrecía Tempone Hermanos en el lugar. Y finalmente, los puestos y el móvil de reparto de Frigorífico Capriata