La venta de 51 toros Angus PC tuvo un promedio de 181.600 pesos, con un máximo de 223.000 y un mínim

El Campo

12º Remate Anual

Los toros de La Escondida se lucieron en la pista y en la web

29|08|20 10:57 hs.

En su 12° remate anual, La Escondida de Zuberbühler decidió hacer una doble apuesta, y los resultados le dieron la razón. Para la venta de sus 54 toros Angus PC eligió un sistema mixto: la subasta fue con presencia de compradores en la pista de la Sociedad Rural de Tres Arroyos y vía streaming en la página web de la firma Monasterio Tattersall. Y los valores registrados superaron las expectativas de los organizadores. 


El remate comenzó algunos minutos después de las 14.30, la hora señalada, en el escenario planteado por la nueva normalidad que plantea el Covid-19. 

Distanciamiento, barbijos y alcohol en gel, tal cual lo indica el protocolo exigido por las autoridades municipales para poder realizar la venta con presencia de un puñado de compradores. Por eso, en el inicio, el martillero Jorge Rodríguez recordó que todos los presentes debían cumplir con las medidas sanitarias. 


A cargo del martillo estuvo Jorge Rodríguez de Monasterio Tattersall (Juan Berretta)


Luego sí arrancó el remate, que tuvo un trámite ágil y varias manos ofertando en la mayoría de los lotes. Los valores registrados por la venta de 51 toros (tres quedaron sin vender) fueron: 223.000 máximo, 150.000 mínimo, 181.600 promedio. 

“La familia Castro Madero presentó una hacienda extraordinaria, como pudieron observar en el campo los que fueron a revisar los toros, como hoy (por ayer) acá en la feria. Unos toros aptos para vaquillonas y que ofrecen muy buenos resultados”, dijo el martillero. “Muchas caras que se han repetido, que vuelven a buscar el producto por el resultado que les ha brindado”, agregó. 


Los jinetes pudieron volver a trabajar pese a la pandemia (Juan Berretta)


Para Guillermo Barrios, el resultado no podría haber sido mejor. “El remate superó las expectativas que teníamos. Apuntábamos a promediar los 150.000 y terminamos superando los 181.000”, explicó el consignatario. Y detalló que hubo compradores de General Belgrano, de Tandil, de Benito Juárez, Chillar, Daireaux, Coronel Suárez, Tres Arroyos y Gonzales Chaves. 

Barrios comentó que si bien en este caso no se implementó el sistema de preofertas como si se viene realizando en otros remates virtuales, destacó que muchos clientes se acercaron al campo en los últimos 20 días para revisar los toros. “Entonces hicieron su elección en la cabaña y hoy (por ayer) desde su casa hicieron la oferta y compraron el animal que querían”.

Por último, aclaró que a diferencia de otros años en que se vendió invernada, ayer “sólo se vendieron toros para que no se juntara gente”. Así fue que en el predio de la Rural hubo poco más de 50 personas, contando el personal de la cabaña, de la Sociedad Rural, de las firmas consignatarias, además del grupo de compradores invitados.