La imagen es del último fin de semana. Se aprecia la acción de tres motociclistas protagonizando pel

La Ciudad

Reclaman la intervención del municipio

Picadas y ruidos molestos: la oposición exige que se tomen medidas

01|09|20 08:55 hs.

Los bloques de la oposición, en las voces de Tatiana Lescano (Frente de Todos) y Enrique Groenenberg (Juntos por el Cambio), le exigieron a autoridades municipales que tomen medidas de control y de prevención ante la inseguridad que observan en la vía pública. 


En la oportunidad, el reclamo y la preocupación se centró en las recurrentes "picadas" que registran en inmediaciones al Parque Cabañas, un fenómeno que ya cuenta con reiterados pedidos de solución pero que todavía siguen vigentes. 

El planteo de los mencionados concejales se puso de manifiesto a partir de la consulta de este diario. Ambos coincidieron que resulta indispensable que se tomen cartas en el asunto para darle un corte a una historia recurrente, y sobre la cual ya se han hecho numerosos reclamos. 

En el último fin de semana, una gran cantidad de mensajes de vecinos de los barrios cercanos a las avenidas Libertad, Caseros, Alem, Aníbal Ponce e inmediaciones se comunicaron con este diario y pusieron de relieve todo su lógico malestar por el desarrollo de picadas, sobre todo, en la madrugada del sábado, cuando la zona mencionada fue tierra de nadie.

Lescano dijo que el de las picadas y de las "juntadas" "no son temas nuevos para el espacio político al que pertenezco. En reiteradas oportunidades hemos levantado la voz reclamando sobre la problemática. Lo novedoso del último tiempo es que la situación, por momentos, recrudece y se pone más intensa". 


"Los vecinos y vecinas de esas zonas se siente desprotegidos. Me da la sensación de que no hay un plan. ¿Hace falta control? Sí, hace falta. Pero también se necesita un esquema de acción" (Tatiana Lescano, Frente de Todos) 


"El pasado viernes a la noche, desde que bajó el sol y hasta las seis de la mañana del sábado, los vecinos de esos lugares no pudieron descansar por el ir y venir de autos y motos. El ruido era insoportable", expresó.

En sus consideraciones, y más allá de exponer su preocupación por los ruidos molestos y el tránsito, se refirió al entorno que se genera alrededor la situación. "Han ocurrido episodios complejos. Una vecina nos contaba que yendo para su casa sufrió episodios de hostigamiento por parte de personas que hacen las famosas 'juntadas'", dijo la concejala. 

En tanto, sostuvo que en esos contextos también se dan eventuales peleas y momentos de mucha tensión. "Particularmente, a mí me tocó presenciar un momento en el que hubo peleas y portación y uso de armas de fuego. Fue un episodio muy violento", señaló. 

Y agregó: "Los vecinos y vecinas de esas zonas se siente desprotegidos. Me da la sensación de que no hay un plan. ¿Hace falta control? Sí, hace falta. Pero también se necesita un esquema de acción". 

Además, Lescano se refirió a las normativas que, en el contexto actual, se violan con la problemática planteada. "No puede haber reuniones multitudinarias de ningún tipo. Sin embargo, hay cantidad de autos y personas, todas amontonados, compartiendo bebidas sin distancia, ni barbijos. Tampoco se puede circular a altas velocidades en avenidas, ni tampoco perturbar a los vecinos con ruidos molestos", expresó.

Prevención y sanción 
Por su parte, el concejal Groenenberg también cargó contra el municipio en torno a esta problemática, sobre la cual, según dijo, "la venimos planteando desde hace años". 

El presidente del bloque de Juntos por el Cambio dijo: "Esto no es nuevo. Recuerdo que cuando Guillermo Salim era concejal (por el Movimiento Vecinal) se presentaron minutas de comunicación exponiendo nuestra preocupación por las picadas y el exceso de velocidad que había en avenida Libertad, en dirección al Parque Cabañas, y también en zona del Puente Faraónico". 


"Creo que hay que empezar trabajar para prevenir. Si eso no resulta, se debe infraccionar. Somos hijos del rigor. Cuando uno no respeta las normas de convivencia, hay que sancionar” (Enrique Groenenberg, Juntos por el Cambio) 


"En esa minuta que presentamos le pedimos al Ejecutivo que intervenga porque veíamos que era muy peligroso lo que ocurría en ese momento. En aquel entonces, el concejal Salim nos respondió que era un tema bastante complicado. La respuesta nos pareció muy liviana. El problema sigue estando", sostuvo. 

En sus consideraciones, y haciendo referencia a lo sucedido en los últimos tiempos, el edil mencionó: "Antes, el tema de las picadas de autos y motos se daba en un solo lugar. Ahora, se puede ver en varios puntos. Es algo muy peligroso porque se pueden seguir perdiendo vidas. Pero además, se trata de algo muy molesto para los vecinos que viven en esas zonas".

Dejó en claro que, a su entender, "es necesario colocar más cámaras de seguridad para identificar el momento y el lugar de las picadas; y a partir de eso, que haya presencia policial. Eso, sin dudas, disuadiría la existencia de picadas". 

"Creo que hay que empezar trabajar para prevenir. Si eso no resulta, se debe infraccionar. Somos hijos del rigor. Cuando uno no respeta las normas de convivencia, hay que sancionar. Creo que hay que tomar cartas en el asunto y empezar a actuar con seriedad y a la altura de las circunstancias, como corresponde. Si no se entiende por las buenas, habrá que hacer multas y secuestrar vehículos. Esto se agrava y cada día es peor. No se puede seguir así", sostuvo Groenenberg, en un mensaje dirigido a las autoridades municipales. 

En sus consideraciones, se refirió al episodio que le tocó vivir a la concejala Lescano. "Felizmente, no pasó nada. Le pasó a ella, pero le pudo haber pasado a cualquiera. No se puede permitir que sucedan esas cosas. Es un disparate lo que está pasando", concluyó.