Sociales

El rincón de Andrés Errea

Al servicio del automovilista

14|09|20 21:05 hs.


Foto principal: Una imagen de 1962, de Genovesi Hermanos

El aumento de la población y de la producción, unido al auge del automóvil y del transporte vial, en general, crearon la necesidad de contar con bocas de expendio de combustibles localizadas tanto en la planta urbana como a la vera de las rutas. No era raro, en esos primeros tiempos, ver en alguna esquina o a media cuadra, un surtidor de aquellos iluminados con un globo de vidrio blanco en el que figuraba la compañía petrolera a que pertenecía; éste coronaba una especie de torre en cuya parte superior se podía visualizar la bomba que extraía el combustible. 

Más tarde estos aparatos fueron adecuándose a la modernidad y se transformaron en máquinas de líneas rectas y de menor altura. En muchos casos, las estaciones de servicio, que de eso se trata, eran propiedad de sociedades familiares y en otros, correspondían a dos o tres socios cuyo vínculo era netamente comercial. 


Genovesi Hnos., sobre el kilómetro 496 de la ruta 3


Florez Hermanos 
Esta empresa surgió a partir de la iniciativa de dos hermanos, los señores Vitalino y Arsenio Florez, que llegaron desde España en 1909 y de inmediato se trasladaron a Tres Arroyos. 


 En mayo de 1933 abrieron al público su garaje y puesto de servicio en Maipú 165. La prosperidad de esta sociedad fruto del empeño y del trabajo, quedó demostrada con el traslado y ampliación de sus instalaciones. Es así que Don Arsenio se instaló en la Hostería “San José de Florez” en la intersección de las rutas 3 y 228, en tanto que Don Vitalino junto a otro hermano Don Juan se instalaron en la estación de servicio de Colón 550, donde funcionaron, como ya se dijo en otra entrega, la agencia Studebaker, Renault, Rastrojero y motos Puma. Los anexos se completaban con taller mecánico, cocheras, venta de repuestos y servicio de auxilio. 


En avenida Rivadavia y Dorrego, la estación de servicio Llamosas era agencia YPF. Actualmente es propiedad de Tartaglino


Como caso anecdótico, cabe destacar que el techo del galpón, de tipo parabólico, fue el primero en su género, instalado en Tres Arroyos. Esta empresa comercializaba las naftas Isaura en la planta urbana y Shell en el cruce de las rutas ya mencionadas. 

La honestidad y la confianza que despertaban sus propietarios hizo que Don Juan Florez llegara a ser presidente de la Federación de Expendedores de Combustible y afines del Sudeste de la Provincia de Buenos Aires. 


Esquina donde funcionó un centro de expendio de YPF, en Sarmiento y 1810


Genovesi Hermanos 
En el kilómetro 496 de la Ruta Nacional número 3, en 1958 surgió la estación de servicio de la empresa Genovesi Hermanos, que por más de 50 años perteneció a la familia homónima. Como todas las de su rubro comercializaba combustibles y lubricantes Isaura, siendo su posición estratégica clave para ampliar el área de la distribución de éstos a la zona rural y asimismo, abastecer al transporte de carga y de pasajeros que circulaban de Bahía Blanca hacia Buenos Aires o en sentido inverso y más tarde con destino a Coronel Pringles, por la ruta provincial 85. Estación de servicio Llamosas Sobre una de las 4 avenidas más importantes, Rivadavia esquina Dorrego, funcionaba esta estación de servicio, agencia YPF (hoy propiedad del señor Tartaglino) y dos cuadras más adelante (esquina Chacabuco) había otra, de la petrolera Esso cuyo propietario era el señor Víctor Dalmas Bonjour. 



 La primera, aunque reformada, todavía existe y la segunda, luego de pasar por otros propietarios está en proceso de refacción. 

 Estación de servicio Shell 
Una verdadera rareza, el diseño de la estación de servicio que se ubicaba en la esquina de avenida Belgrano y calle Quintana, con una garita a la cual se accedía por una escalera de caños y que contaba con un solo surtidor. Su construcción data de 1938 y su demolición se produjo en el 2000. Sus últimos concesionarios fueron Marinangeli y Pili. Ese predio perteneciente a la familia Messina, está ocupado por un edificio de propiedad horizontal que lleva el mismo nombre. 





Estación de servicio “Lucho” 
Lo que parece una postal de arquitectura colonial, no es más que una estación de servicio que se localizaba en la calle 25 de Mayo esquina 9 de Julio, donde se distribuían los productos Esso. 

 No dejaba de estar en un sitio privilegiado del centro de nuestra ciudad, si pensamos que muy cerca estaban algunas instalaciones de los Grandes Almacenes El ABC. Su publicidad destacaba el “servicio diurno y nocturno con mecánicos para auxilios, cabinas, lavado y engrase especializado”, “cigarrería y sala de espera”. 





Otras estaciones de servicio 
Junto a la entonces concesionaria Ford, se encontraba otra expendedora de YPF en el cruce de las calles Sarmiento y 1810, hoy en estado de abandono. 

 También sobre la calle 1810 número 67, existía otra estación de servicio y cochera propiedad de la firma San Pellegrini y Lavenia. 





 Asimismo, en la esquina de avenida Ituzaingó y Chacabuco había una Shell; la de la Cooperativa de Transporte estaba sobre avenida del Trabajador; en avenida Belgrano esquina Sargento Cabral una de la firma Barsi y Larroca; la estación “La Huella” sobre avenida San Martín y Ruta 3 de Ajargo Hnos.; la estación de la familia Cofone en avenida Caseros y Ruta 3 y sobre esta misma ruta, más allá del cruce con la ruta provincial 85, la estación “El Amanecer” propiedad del señor Saúl A. Goycoa. Frente a la estatua de la Libertad, en el cruce de avenida Moreno y avenida Constituyentes, también se encontraba la estación de servicio de Arenas y junto a la concesionaria de Iglesias y Latsague funcionaba la sede del Automóvil Club Argentino actualmente vigente. Hubo algunas más que desaparecieron por cierre definitivo. 



 El expendio de combustibles, en la actualidad, está prácticamente en manos de las propias compañías petroleras o subsidiarias de las mismas. 

Cabe acotar que un nuevo combustible, el gas, va ganando espacio por ser más económico y por ello algunas de las estaciones de servicio tradicionales han anexado en la etapa más reciente instalaciones para su venta.