En la casa ubicada en avenida Aníbal Ponce 53 se realizó un nuevo procedimiento

Policiales

Tiene 16 años y es punible

El menor sospechado por el crimen del plomero negó ser el autor del hecho

13|09|20 10:14 hs.

El menor sospechado de ser el autor del disparo que provocó heridas mortales a Carlos Enrique Fernández, se entregó ayer por la mañana en la sede de la DDI de nuestra ciudad. La causa pasó a manos de la doctora Marina Vizzolini, fiscal del Fuero de Responsabilidad Juvenil. 


El menor prestó declaración y negó ser el autor del hecho, que ocurrió en la madrugada del jueves en una vivienda ubicada en Jujuy 430.

Tras los allanamientos realizados en la jornada del viernes y la obtención de imágenes en las cámaras de seguridad, la investigación se había centrado en la búsqueda de este menor de edad, de quien por esa condición no se da a conocer la identidad. 

Al plomero y gasista Carlos Enrique Fernández le dispararon en su vivienda de barrio Colegiales en un intento de robo y falleció horas después en el Hospital Pirovano. 

Ayer se dispuso la realización de otros tres allanamientos, uno de ellos en la casa ubicada en avenida Aníbal Ponce 53, donde también se había registrado un procedimiento el viernes. 

En la investigación se busca dar con el arma, calibre nueve milímetros, utilizada en este delito. La doctora Vizzolini pidió la conversión de la aprehensión en detención, lo que –según trascendió- fue concedido por la doctora Verónica Vidal, en su carácter de subrogante del juez de Garantías. 

Por este motivo, el imputado fue trasladado en un móvil policial a un instituto de Bahía Blanca. Fuentes consultadas por La Voz del Pueblo indicaron que la Fiscalía está siguiendo la línea orientada a solicitar la prisión preventiva. 

La carátula del caso es “homicidio en ocasión de robo”. En forma reciente, el menor cumplió 16 años de edad por lo cual es punible, puede ser procesado, llevado a juicio y si se lo considera culpable, condenado.

El proceso se desarrolla con determinadas características propias del Fuero de Responsabilidad Juvenil. Una eventual pena se puede aplicar cuando cumple 18 años de edad. 

En cambio, con menos de 16 años la intervención desde el ámbito judicial es mucho más acotada. Son casos que se abordan desde la fase administrativa, con intervención del Servicio Local y un seguimiento de su comportamiento, así como se concretan audiencias. 

El padrastro del detenido es un policía jubilado. Fuentes cercanas a la investigación lo confirmaron, pero no le otorgaron mayor incidencia a este dato.

Una chica 
En tanto, otra menor que aportó con su relato una serie de indicios para la causa, en principio no se encuentra vinculada con el hecho delictivo. 

Ella fue quien el viernes, en la primera etapa de la investigación que estuvo a cargo del fiscal Gabriel Lopazzo (luego al estar acusado un menor pasó a manos de Marina Vizzolini), llegó –de acuerdo a lo que indicó el propio Lopazzo- a la casa de Aníbal Ponce 53 “con la nariz sangrando, en estado de alteración” e indicó que un adolescente la había retenido en un departamento de calle Dorrego. 

Hacía referencia a quien, con los elementos reunidos, se convirtió en el principal sospechoso del homicidio. 

Por este motivo, el viernes se dispuso un segundo allanamiento y una búsqueda intensa, que ayer trajo como consecuencia la presentación del imputado en la DDI. 

Las tareas tendientes a la obtención de pruebas tendrán continuidad, así como las medidas con la finalidad de intentar encontrar el arma e incorporar elementos que puedan resultar valiosos al momento de avanzar en la pesquisa.