“Avalamos el modelo de Tres Arroyos y el Parque Industrial”, señaló Guillermo Siro

La Ciudad

Guillermo Siro, presidente de CEPBA

Con la mirada en el mercado interno

13|09|20 11:02 hs.

Guillermo Siro, presidente de la Confederación Económica dela Provincia de Buenos Aires (CEPBA), valoró la incorporación en la Cámara Económica de Tres Arroyos de “un grupo de jóvenes profesionales”. 


Sostuvo que “el presidente, Augusto De Benedetto, y la comisión directiva, están trabajando sobre el semillero. Además han incorporado mujeres, que también es otro de los aspectos que hay que destacar”. 

Al realizar una evaluación de las gestiones en el territorio bonaerense, observó que “trabajamos unidos en la provincia las cuatro entidades empresarias. Hemos logrado la unidad de acción y de criterio, en una mesa común, donde articulamos junto con el gobierno provincial y nacional diferentes iniciativas. La Cámara Económica participa en FEBA y CEPBA”. 

Al describir el vínculo con Tres Arroyos, dijo que “estamos previendo capacitaciones para trabajadores y emprendedores”. Recordó además que “la idea era hacer el Salón del Emprendedor este año, pero seguramente haremos algo virtual. Tenemos un plan de trabajo conjunto sumamente importante, también participa el Parque Industrial y a nosotros como entidad empresaria nos interesa mucho”. 

Sobre la labor que se lleva adelante en el Parque Industrial de Tres Arroyos, destacó los alcances que tiene “un proyecto público-privado que ha logrado a partir de variables nacionales, algunas de carácter económico no controlables, la industrialización del 50 por ciento de la producción primaria regional. En su momento incorporaron una aduana seca, trabajan bien para generar mano de obra local”.

Consideró además que “en el marco de la pandemia, la crisis no le impactó tanto como a otros parques industriales de la provincia y de la República Argentina, por este factor que es un procedimiento de transformación de materia prima regional incorporando trabajo, cultura y raíces locales. Y lo hacen no solamente para el mercado interno sino también para el mercado externo. Lo difundimos y lo tomamos como ejemplo”.

Adversidades 
Compartió una reflexión al referirse al impacto del Covid-19. “Mi papá que era comerciante me decía que en toda crisis hay gente que llora y gente que vende pañuelos. Siempre hay oportunidad”, indicó. 

Dejó en claro que “no es una de las crisis que hemos conocido, porque no solo se cayó la demanda sino también la oferta. La incertidumbre acerca de cómo esto se va a resolver y cuando, hace que la gente priorice el cambio en sus hábitos de compra. Gente que por ahí se daba el gustito de incorporar un par de zapatos más, salir a comer, ha priorizado guardar dinero. Es algo desconocido, las pandemias se están dando cada cien años”.

Valoró que “gracias a Dios nunca hubo desabastecimiento porque sectores como Tres Arroyos y otros de la provincia, en el medio de la pandemia, nunca dejaron de trabajar. O sectores comerciales como por ejemplo los almacenes de proximidad o las farmacias, nunca faltó un remedio o un alimento a la gente, bajo su riesgo e implementando un protocolo de prevención siguieron abiertos, en muchos casos a pérdida. Otro de los problemas que tenemos es que trabajamos debajo del punto de equilibrio”. 

Comercio electrónico 
Habló de los “elementos que han venido para quedarse”, como es e caso del “comercio electrónico, a distancia o digital. Venía tímidamente para desarrollarse en los próximos años, por una cuestión de urgencia avanzó. Es entre un 10 y un 15 por ciento de las operaciones. Estamos desarrollando una aplicación para que todos los comerciantes puedan implementar este servicio prácticamente sin costo”.

Le otorgó relevancia a que se trata de un sistema “que tenga trazabilidad. No solamente que podamos seguir el producto, lo que hacemos con GPS, sino saber a quién le vendemos. Los que participan son comercios habilitados para poder trabajar, que pagan impuestos y cumplen con la ley”. 

Consecuencias 
Durante el diálogo con La Voz del Pueblo, analizó los efectos de la crisis. “Creo que todavía está pegando muy fuerte, por la pandemia. Veníamos el sector Pyme, comercial y de producción de años muy duros, sobre todo los últimos dos”, indicó. 

De manera metafórica, afirmó que “estábamos en terapia intensiva y la pandemia lo que hizo es cortarnos la luz. El Estado trajo un grupo electrógeno chiquito que trató de dar ayuda a todos, con el IFE a quienes no están registrados, y el resto a través del ATP para cubrir parte de los salarios. Permitió por lo menos mantener la fuente de trabajo”. 

Puso el foco en el mercado interno y expresó con énfasis que “cuando tengamos la vacuna, debe haber capacidad de compra. Las economías regionales tienen que estar en funcionamiento”.

Finalmente, manifestó que “por eso avalamos el modelo de Tres Arroyos y del Parque Industrial, apoyando la producción primaria. El agro es abastecedor de la industria, tenemos que incorporar valor agregado, si no lo hacen otros países”. 

Antes de despedirse, dijo que es importante “la lista de unidad que ha desarrollado la Cámara, una entidad que está trabajado muy bien”.