La Ciudad

La Voz del Pueblo cumple 118 años

Gracias por tanto y por todo lo que vendrá

14|09|20 00:00 hs.


Es un día, un momento, un tiempo para expresar los sentimientos. Surge con fuerza la gratitud. El agradecimiento. Porque así como La Voz del Pueblo busca estar junto a los distintos sectores de manera especial en estos meses de tanta incertidumbre, siempre recibe muestras de acompañamiento de parte de los lectores, anunciantes y de la comunidad en general. Hay una reciprocidad que se valora muchísimo. 

Nada se puede construir en soledad. La vida fluye dentro del diario a partir del vínculo con Tres Arroyos, la región y tantos lugares a los que llega -en la etapa histórica más reciente- mediante Internet. Es una empresa, por supuesto, pero su carácter periodístico le otorga un perfil diferente: sus páginas, el espacio en el sitio digital y en las redes sociales debe estar destinado a multiplicar las voces. Desde una perspectiva plural, con respeto y diversidad de enfoques. 

El diario es papel desde hace 118 años, con la satisfacción de haber reflejado tantos hechos destacados en sus páginas, así como también noticias más simples y cotidianas, pero que son absolutamente importantes para sus protagonistas. Crónicas, entrevistas, editoriales. Al igual que fotografías que constituyen un verdadero testimonio de época. 

Es equipo. Por la tarea de la administración, el trabajo del área de publicidad, la gráfica que le ha dado un estilo a La Voz del Pueblo a partir de la capacidad de quienes diseñan las publicidades y arman en la noche sus páginas; el conocimiento de quienes llevan adelante la impresión. Y como cierre de cada jornada, la distribución mediante la labor en las madrugadas de los canillitas.  

Pero el diario también es video, transmisiones en vivo por redes sociales y ciclos novedosos -como “Historias de Campo”- que introducen otra manera de generar contenidos. Es soporte técnico, para que la página de Internet no “se caiga” ante un repentino incremento en la cantidad de visitas por una novedad de último momento. 

La trayectoria no se circunscribe a la cantidad de años, que son muchos y merecen celebrarse. Hay vecinos, personas de Tres Arroyos que en distintos períodos del pasado lo hicieron grande (tanto entre los pioneros de comienzos del Siglo XX, como a partir de que fue incorporado por la familia Maciel en 1928). Al mirar hacia atrás, es maravilloso observar semejante legado ¿Cómo no seguir aprendiendo, por citar un ejemplo, al encontrarse con un referente como Angel Bernasconi? ¿Cómo no apreciar la calidad periodística y gráfica al repasar ediciones en el archivo, o la tarea comercial reflejada en los avisos publicitarios?. 

Un factor clave une y apuntala este camino que se inició el 14 de septiembre de 1902: la confianza. Valor intangible, pero fundamental, que expresan los lectores y anunciantes que han estado y están junto a La Voz del Pueblo. 

Es tiempo también -hoy y siempre- de dar visibilidad a quienes necesitan ayuda, porque no la están pasando bien. De incentivar a los emprendedores. Brindar un lugar a quienes con su actividad, muestran un compromiso con la sociedad. Difundir proyectos orientados al desarrollo, escuchar a los jóvenes, tener muy presentes a los mayores y contribuir en poner sobre la mesa los requerimientos de personas con discapacidad. Entre muchos otros temas de una agenda imprescindible. 

Gracias por tanto. Y por todo lo que vendrá.            

Te interesaría leer