El doctor Antonio Maciel se hizo cargo del diario en 1928 y la empresa periodística ya nunca se iría

La Ciudad

A 118 años

Pasión por ser la voz del pueblo

14|09|20 10:33 hs.

La primera edición de LA VOZ DEL PUEBLO vio la calle el 14 de setiembre de 1902. Atrás de ésa página estaba el equipo encabezado por Enrique Betolaza y Ricardo Fernández. Desde su inicio, su nombre fue toda una declaración de principios: ser la voz del pueblo de Tres Arroyos y la región. 


A partir de 1928, pasaría, a través de doctor Antonio Maciel, a la familia que hoy continúa con la empresa periodística. Sus hijos Alberto Nicolás y Antonio Modesto dieron continuidad a la tarea con valiosas iniciativas, en un camino que siguió a su vez la generación posterior hasta la etapa actual, iniciada en 2012 con la conducción de la directora María Ramona Maciel. 

Pasaron 118 años y ese principio rector sigue guiando el trabajo cotidiano de un equipo diferente pero al que lo une la misma decisión, ser el mejor medio de comunicación, llegando a cada rincón de su área de influencia con verdad, transparencia, amplitud de criterios y fidelidad con sus lectores. 

El color 
Durante años ese objetivo se cumplió y así continúa, a pesar de los vaivenes históricos, a través del papel. La edición impresa modernizó su diseño, sumó en 2007 el color a sus páginas, para adaptarse a estos tiempos donde la imagen gobierna los sentidos. 

Es así que, con la intención de mejorar su impresión, en 2015 se incorporó una costosa copiadora de planchas, con sistema CTP (por su nombre en inglés, Computer to Plate). Una tecnología de última generación donde las placas de offset (sistema que consiste en aplicar una tinta oleosa sobre una plancha metálica de aleación de aluminio para imprimir) son copiadas directamente por medio de un láser, desde la computadora de armado de páginas, mejorando el sistema tradicional al lograr un registro perfecto. Esto asegura el ajuste de color, obteniendo medios tonos, mayor nitidez y disminución de tiempo y costos de preimpresión, con una notoria evolución en la calidad. 

Y así continuó el avance de la edición de papel, pero a medida que fueron incorporándose nuevas tecnologías, también la empresa fue adaptándose a ellas. De esa forma, hoy nos encuentra con una página web www.lavozdelpueblo.com.ar con información rápida, una estética clara de fácil lectura, centrada en la imagen y que trasciende las fronteras del papel, llegando literalmente a lugares impensados del planeta. 

A ella le sumamos los diferentes correos electrónicos, la página de Facebook y el Twitter, donde sus verdaderos protagonistas, los lectores, con comentarios y aportes, junto a las tradicionales cartas, son la auténtica voz del pueblo. 

Asimismo, y en la búsqueda de diversificación de contenidos, se sumó un nuevo formato con la edición de videos en el canal propio de YouTube. 

Todo ello significa la valoración del aporte ciudadano, que por medio, no sólo de datos, fotografías y comentarios, sino también de las críticas, observaciones y por qué no algún elogio, hablan de la confianza mutua entre los lectores y la empresa y marcan la agenda de trabajo.

El frente del viejo edificio de La Voz del Pueblo, sobre la calle Colón


Esta empresa sigue siendo un emprendimiento familiar donde las puertas de avenida San Martín 991, permanentemente se hallan abiertas, ya que el trabajo cotidiano de todas sus secciones, Administración, Publicidad, Redacción, Armado, Impresión y Expedición funcionan como un solo gran equipo en diferentes turnos, de acuerdo con las necesidades, a lo que se suma el aporte invaluable de los canillitas para que la noticia llegue a los lectores todos los días del año. 

Te interesaría leer