La Ciudad

.

Casa de la Mujer, el programa que enfrenta otra pandemia

20|09|20 13:07 hs.

Con un equipo interdisciplinario preparado y enfocado en ofrecer herramientas para afrontar una problemática cada vez más visible, el programa municipal Casa de la Mujer “Guillermina Cirone” lucha desde hace cinco años contra otra pandemia, que, lamentablemente, también puede ser letal y dejar secuelas en sus víctimas. 


 Este año, especial por donde se lo mire por la coyuntura dada por el Covid-19, la propuesta, bajo la órbita de la Secretaría de Desarrollo Social, siguió su actividad, siempre con el cumplimiento de las medidas sanitarias que impone el contexto coronavirus. 

 En ese marco, el programa, coordinado por la psicóloga Juliana Riobó, no dejó de estar activo, ni de decir “presente” cuando una mujer, víctima de violencia física y/o psicológica, lo necesitó. 

 “Lo que es toda la atención, prevención y asistencia de violencia por razones de género se considera dentro del grupo de las actividades esenciales. El programa continua trabajando con su modalidad habitual, obviamente, respetando los cuidados sanitarios correspondientes”, manifestó Riobó en diálogo con este diario. 

 El Hogar de Protección Integral está disponible, más allá de todas las limitaciones que impuso el virus. “Esta es una casa de puertas abiertas para personas en situación de violencia por razones de género, consecuencia de lo cual necesiten un lugar para alojarse con o sin sus hijos/as”, expresó. 

 “Si bien cada caso es singular, podemos decir, a grandes rasgos, que se trata de situaciones donde el bienestar físico y/o psíquico de la mujer corre riesgo; y que, además, esa mujer no cuenta con redes primarias de contención que puedan dar respuesta a la situación en que se encuentra”, indicó. 

El programa Casa de la Mujer “Guillermina Cirone se creó en 2015 y está destinado a la prevención y asistencia de la violencia por razones de género. Para eso, se conformó un equipo técnico dedicado al abordaje integral de las mujeres y personas LGTBQ+ en situación de violencia por motivos de género. A su vez, hay un grupo de cuidadoras que se encarga del funcionamiento general de la casa y del acompañamiento diario de las personas allí alojadas. 

 Casos 
 “En lo que va del año recibimos 440 demandas de intervención, las cuales ingresaron por la derivación que cotidianamente realiza la Comisaría de la Mujer y la Familia de las denuncias que allí se concretan por violencia de género, por la demanda espontánea a nuestro teléfono de guardia, por la solicitud de compañeros de otros espacios, tanto del municipio como de instituciones y agrupaciones sociales que abordan la temática”, señaló la coordinadora del programa. 

A su vez, visibilizó otro dato relevante. En el transcurso de 2019, “en Casa de la Mujer, se realizaron 15 alojamientos, con un total de 27 personas, ya que algunas de las mujeres vienen acompañadas por sus hijos”, señaló. 

En sus apreciaciones, Riobó dijo: “Ni bien comenzó todo lo de la pandemia se dio una disminución de denuncias realizadas, pero no de violencia en sí”. Sin embargo, la psicóloga subrayó: “A medida que se fue extendiendo la nueva normalidad, se volvió a la cantidad de denuncias habituales”. 

A partir de esa coyuntura, desde Casa de la Mujer se implementaron medidas acorde a los tiempos que corren. “En este contexto de aislamiento, consideramos importante recordar que para aquellas mujeres que implique una situación de riesgo hablar por teléfono, pueden comunicarse por WhatsApp o enviarnos un mensaje por Facebook a Casa de la Mujer “Guillermina Cirone”, manifestó. 

“Cada demanda es singular. Por eso es necesario elaborar una respuesta particular para cada caso. Algunas acciones comunes a todos los casos es la articulación con la Justicia, ya sea Juzgado de Familia, Fiscalía Especializada en Género, Centro de Atención a la Víctima o Defensoría Oficial, según corresponda”, remarcó. 

 Ley Micaela 
Riobó, en tanto, le dio relevancia a la adhesión municipal, por medio de una ordenanza, a la Ley Micaela. “Esto implica que todas las personas que nos desempeñamos en el Estado municipal debemos realizar en forma permanente y obligatoria, capacitaciones en género y violencia contra las mujeres”, consideró. 

Y agregó: “Se trata de una muy buena noticia, ya que implica el compromiso de pensar un Estado con perspectiva de género, cuestión que sólo es posible si todos los que trabajamos en el municipio, independientemente del área y de la jerarquía en la que nos desempeñemos, adoptamos una perspectiva de género, es decir si entendemos que toda persona, se defina como mujer, hombre o persona trans, tiene derecho a desarrollar su vida en igualdad de trato y oportunidades”. 

A su vez, la coordinadora del programa remarcó de especial manera que “por ser el equipo técnico que dentro de la Secretaría de Desarrollo Social se dedica al abordaje de dichas problemáticas, somos el espacio responsable de brindar las capacitaciones a nivel local. Con este fin, estamos realizando la capacitación denominada Formador de Formadores, la cual fue organizada por el Área de Formación y Capacitación del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires”. 

“Mientras no hubo casos de Covid en nuestra ciudad, respetando las indicaciones de cuidado, las capacitaciones se dictaron presencialmente para grupos reducidos en el Centro Cultural la Estación. Bajo esta modalidad se capacitaron aproximadamente 50 personas del municipio, entra ellas, el intendente Carlos Sánchez. Ahora, como en toda actividad, tendremos que reprogramar, definir si continuamos con una modalidad virtual o esperamos para poder retomar en forma presencial”, sostuvo Riobó. 

En ese sentido, la psicóloga mencionó: “En nuestra experiencia pensamos que resulta más enriquecedor poder sostener la modalidad presencial, ya que más allá de la trasmisión de conceptos teóricos, lo importante en estos temas es intercambiar y pensarnos con otros”. 





 Ida y vuelta 
En este sentido, celebró el trabajo entre instituciones que abordan la temática. “Un punto fundamental tiene que ver con el sostenimiento de la Mesa Intersectorial de Mujeres, Género y Diversidad, espacio en el que, bajo la coordinación de Mercedes Moreno, nos encontramos mensualmente con integrantes de diversos espacios que trabajan el tema”, subrayó. 

“Nos reunimos como el objetivo de construir, fomentar y consolidar una Red Local a fin de articular acciones orientadas a dar respuestas oportunas y eficaces que permitan asistir y prevenir las situaciones de violencia”, remarcó. 

En sus apreciaciones, Riobó valoró “el acompañamiento permanente de Marcelo León, secretario de Desarrollo Social, y la fluidez en el intercambio que generaron los Ministerios creados recientemente, tanto de Nación como de Provincia de Buenos Aires”. 

 “Lamentablemente en este contexto, estos encuentros se dan sólo de manera virtual, así es que tuvimos varios encuentros por Zoom y otras plataformas. Además de capacitaciones y orientaciones respecto de los abordajes, trabajamos con los ministerios en la articulación de distintos programas”, puntualizó. 
 
A su vez, destacó el convenio que el intendente Carlos Sánchez firmó con la Provincia para contar con el Fondo Especial de Emergencia del Ministerio de Políticas de Género. “Se trata de un instrumento económico destinado a la intervención en la protección y asistencia directa a las víctimas a nivel local. Si bien ya desde la Secretaría de Desarrollo Social se brinda un importante apoyo económico directo a las mujeres en situaciones de violencia, creemos que es de gran importancia contar con este recurso para salir de la situación”, remarcó Riobó. 

En tanto, hizo referencia a las bondades del programa Potenciar Trabajo. “Consiste en la implementación de una prestación económica individual destinada a mejorar los ingresos de las personas que se encuentren en situación de alta vulnerabilidad social y económica, entre las que se incluyen de forma expresa a aquellas que atraviesen situaciones de violencia por motivos de género”. 

Y en base a eso, sostuvo: “Nos encontramos articulando con el Centro de Referencia para socializar algunos casos, como posibles beneficiarios, y posteriormente, ellos gestionen este beneficio”. 

 Mensaje final 
Sobre el cierre, la coordinadora Casa de la Mujer dijo: “En este tiempo de pandemia, el ‘nos cuidamos entre todos’ es fundamental para resguardar la salud colectiva. Queremos remarcar que, con respecto de la pandemia que implica la violencia hacia las mujeres y personas LGTB+, todos podemos tener un posición activa, comprometiéndonos en un cambio que es colectivo y también personal”. 

“Eso -agregó- implica que cada uno de nosotros podamos repensarnos en nuestros vínculos, actitudes y prejuicios. En este sentido algo simple como un llamado telefónico a las instituciones que abordamos la temática o al 911 en caso de emergencia, puede ser de gran ayuda para alguien que se encuentra en situación de violencia”.   

           --------------------

 Equipo
Integrantes: Juliana Riobó (psicóloga y coordinadora del programa), Ivana di Noyo y Claudia del Molino (psicólogas del equipo técnico) y Wilson Huth (trabajador social del equipo Técnico). Romina Squaglia, Adriana Martínez, Vanesa Miguens, Celeste Allemma, Gabriela Astrada y Marcela Berrutti (cuidadoras) 

(2983) 15-457092 Línea de guardia que funciona las 24 horas con el fin de brindar asesoramiento y orientación psicológica, social y/o jurídico desde una perspectiva de género a todas las mujeres y personas LGTBQ+ que lo necesiten