Sociales

Continuando con los homenajes por el día del inmigrante

La presencia danesa en nuestra ciudad

20|09|20 21:36 hs.

En el marco del proyecto conjunto llevado a cabo por la Comisión de Colectividades Extranjeras en Tres Arroyos, la Dirección Municipal de Turismo y el Museo Municipal José A. Mulazzi, el pasado viernes se lanzó el primer circuito de una serie de diez que estarán dedicados cada uno a una colectividad en particular. 


El primer turno es el de la Colectividad Danesa, la cual gracias al entusiasmo de un grupo de colonos que se atrevieron a desoír a algunos de sus compatriotas que no creían que la agricultura diera frutos en esta zona, hoy se constituyen como una de las colectividades danesas más importantes de Argentina. 

El recorrido contempla algunos de los lugares más representativos dentro del ejido urbano que forman parte de las instituciones en las que se han nucleado los descendientes de dinamarqueses, y que han erigido con la noble intención de conservar y transmitir sus costumbres y creencias. 

El formato es el virtual, y estará disponible en las redes de Colectividades, Turismo y Museo Mulazzi respectivamente. 

Ana Beatriz Kisbye, de la colectividad danesa contó a La Voz del Pueblo origen de esto y la forma en la que los primeros colonos se establecieron en la región. 

Su relato nos lleva a que los daneses llegan a Tandil a fines del siglo pasado impulsados por Juan Fugl pionero en esto. Con el crecimiento de ello deciden probar suerte en otros horizontes y es así que “se comienzan a instalar en esta zona siendo mi bisabuelo uno de los primeros que compra tierras. Todo esto en la zona de Copetonas y Cascallares -lo conocido como el campo de Leguizamón- donde se hicieron la mayoría de ventas de tierras. Por esto es que surge allí el Colegio Argentino Danés (hoy Escuela Enseñanza Secundaria Agraria 1) en la zona rural que también era sede y vivienda del pastor que recorría las chacras. Posteriormente se van acercando a Tres Arroyos hasta establecerse a través de la Sociedad Protestante del Sur -en 1916- que en los años 30 abre el Cementerio Danés y en el 47’ la Capilla del mismo”. 

 Lugares 
En cuanto al recorrido a efectuar en esta oportunidad le apunta a los lugares que eran o han sido de reuniones sociales como el Centro Danés (creado en 1947), desde lo religioso que sería la Sociedad Protestante del Sur, lo que sería la Iglesia Luterana con la Capilla (el 8 de julio de 1947) y el Cementerio Danés (en 1934). Anteriormente surge la Asociación Mutual Dan (en 1927) que posteriormente se ubica también en Tres Arroyos, esto tiene origen para la protección de los campos y también con la misma gente creadora de las otras entidades. 

Cuenta Ana que “el caso del Centro Danés -Mitre 240- ha sido el lugar donde se han convocado casi de forma constante aún para la práctica pastoral y centro de actividades sociales, deportivas y culturales. La Sociedad Protestante del Sud hoy comparte lugar con el Consulado de Dinamarca en 9 de Julio 392, -lugar donde siempre vivió desde 1968 el pastor de la Iglesia Luterana ya que hasta ese momento era el Colegio Argentino Danés el lugar de residencia- desde hace poco tiempo ya que anteriormente la sede era un departamento que le pertenecían a la Mutual Dan en avenida Moreno 114 quien también era poseedora de esta casona. Ahora al haberse trasladado a su nueva ubicación de avenida Moreno 570 esta casa de la calle 9 de Julio, fue adquirida por la Sociedad Protestante del Sud y allí está la secretaría, en otra parte de la propiedad la sede para el Consulado”. 

El otro lugar que enmarca la presencia danesa en la ciudad es el Hogar El Atardecer, “esto no es de la Iglesia, sino que surge de un grupo de la misma. Ahora se considera que las dos iglesias tienen presencia allí, es una propuesta conjunta. Por último está el Solar Dinamarca, ubicado en el centro de la Plaza Pellegrini (o del Arbol) un proyecto ideado para aportar algo de parte de la comunidad danesa a la ciudad. Esto se trata de una piedra que se trajo desde una cantera de Tandil adquirida por integrantes del Centro Danés, de la Mutual Dan y de la Sociedad Protestante del Sud se unen para hacer este trabajo”. Sumado a ello que contó con el trabajo de tallado de la piedra por parte de Pedro “Perico” Medina, Juan Urquiaga y Daniel Guzmán bajo la guía de Carmen Bjørner de Poulsen y su hija Susana. 

Esto es lo que se muestra en el recorrido enmarcado en la propuesta del video del primer circuito turístico virtual.