Pantalla. Así creen que funcionaba la verdulería de Alem 815

Policiales

Hubo cuatro detenidos

El valor de un operativo antidrogas con poca cocaína pero muchas pruebas

25|09|20 11:19 hs.

Los 30 gramos de cocaína que fueron incautados en la víspera durante un megaoperativo que movilizó a 80 agentes de policía de cinco ciudades vecinas y concluyó con cuatro detenidos, tienen sabor a poco, pero significan mucho para la Fiscalía que viene investigando desde el año pasado a una red de venta al menudeo que actúa en nuestra ciudad. 


Por un lado, y tal como fue adelantando LA VOZ DEL PUEBLO en su sitio web durante toda la jornada de ayer, la droga es de alta pureza y, desde la Oficina Departamental de Drogas Ilícitas de Bahía Blanca, estiman que esa característica le permite estirarla hasta triplicar su cantidad. Y, por otro, a pesar de su magnitud, los procedimientos simultáneos de ayer son considerados apenas un trámite más, y tal vez el último, de una investigación que ya tenía otros elementos probatorios que forman parte del expediente que instruye el fiscal Gabriel Lopazzo, cuya competencia penal en materia de drogas encontró su límite en esta pesquisa. 

Es que para la Justicia Provincial, el límite de la investigación por drogas lo establece el destino del producto incautado. Según lo disponen los incisos C y E del artículo 5 de la Ley 26.502, en la que se estableció la desfederalización parcial de la competencia penal en materia de estupefacientes, será la Justicia Provincial la que deba intervenir “cuando se comercie, entregue, suministre o facilite estupefacientes fraccionados en dosis destinadas directamente al consumidor”. Más de eso, excedería la potestad del Ministerio Público Fiscal de Tres Arroyos y obligaría a una intervención de la Justicia Federal, con todas las eventuales demoras que podrían derivar de ello, como así también factores que sus legisladores consideraron al desdoblarla en esta norma dictada en el año 2005. 

La mujer aprehendida es ingresada a la comisaría


Sin embargo, otro elemento que debe destacarse, es que, si bien y de manera obvia, los sujetos de esta investigación podrían formar parte a una organización mayor, la intervención local sirvió para sacarlos de las calles de Tres Arroyos y darle, al menos, una respuesta operativa a una sociedad que ve cómo la droga es eje de distintas situaciones de violencia, inseguridad y muerte nunca vistos en nuestra ciudad. 

Los números finales 
El operativo llevado a cabo ayer por los distintos grupos policiales que trabajaron en Tres Arroyos comenzó alrededor de las 3 de la mañana y se extendió hasta el mediodía, cuando los cuatro sospechosos detenidos fueron trasladados a la comisaría. 

En Mar del Plata 438. Hallaron cocaína fraccionada


Los objetivos a registrar en principio eran ocho, aunque en tres de ellos finalmente se incautaron 30 gramos de cocaína. La mayor parte de la droga estaba en piedras compactas de alta pureza en una verdulería de la avenida Alem 815, que los investigadores sospechan que era usada como pantalla del negocio ilícito, y, otro tanto, en bolsas fraccionadas de menos de un gramo en un domicilio de la calle Mar del Plata 438. En tanto, en el tercer domicilio, un departamento de la calle Rondeau al 400, se encontró una cantidad no precisada de marihuana. 

Los procedimientos tuvieron lugar en distintas direcciones, la mayoría de ellas en el barrio Ranchos de la Virgen de Luján, mientras que, alrededor de las 16, los cuatro aprehendidos, una pareja y otros dos hombres, fueron trasladados ante el fiscal Gabriel Lopazzo, quien, al cierre de nuestra edición, les estaba tomando declaración indagatoria según lo establece el artículo 308 del Código Penal y, se descartaba, que se solicite la conversión en detención de sus respectivas situaciones judiciales. 

Entre las pruebas reunidas ayer, también habría elementos para constatar la conexión entre los moradores de los distintos domicilios en los que se hallaron estupefacientes, con lo que se estaría cerca de confirmar además la existencia de una red de comercialización al menudeo. 

Otro aspecto que destacaron las fuentes consultadas es la existencia de material utilizado generalmente para corte y estiramiento de las sustancias, como bicarbonato de sodio, rivotril, paracetamol y similares, con los que se mezcla la sustancia para aumentar su volumen y, por ende, su rendimiento económico.