El Campo

Así lo indicó el presidente de la Cooperativa Alfa

Juan Ouwerkerk: “Es una medida que no va a generar ningún tipo de efecto”

03|10|20 10:16 hs.

Fiel a su estilo, Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Alfa, no anduvo con vueltas en el análisis de las medidas comunicadas por el Gobierno respecto a la baja de 3% de las retenciones a la soja: “El anuncio es como el agua, inocuo”. 


Tras la definición, se metió en el análisis. “La rebaja temporaria de 3% es una medida que no va a generar ningún tipo de efecto de liquidación de mercadería para los productores. No sé cómo se van a comportar los exportadores en caso de tener mercadería posicionada”, aseguró.

“El productor que todavía tiene soja es para pagar alquileres o los insumos de la siembra de gruesa que está arrancando. Además, en caso del que tenga mercadería, no va a salir a liquidar porque le hayan bajado las retenciones un 3%, porque la cobra en pesos y si no tenés alternativa de inversión ese porcentaje lo perdés en un mes por lo que se te desvaloriza a plata”. 

Para Ouwerkerk se trata “de una medida desesperada tratando de sacar dólares de donde sea para alimentar las reservas. Es una reacción para la coyuntura, pero de decisión de fondo no tiene nada”. 

En este sentido, explicó que “acá se necesita un plan integral para la producción. Por ejemplo, proponer que si superamos cierta cantidad de millones de toneladas de producción, se bajan algunos puntos de retenciones. Y esa sería una manera de incentivar a producir”. 

El titular de la Cooperativa Alfa, además, analizó que la medida “tiene un grado de injusticia”. “Es un disparate que la semana que viene el que quiera puede vender soja con un 3% menos de retención, cuando el pequeño productor no pudo guardar mercadería y tuvo que vender toda la mercadería a pocos días de la cosecha. Entonces, es una decisión que beneficia a los más grandes”. 

Además, Ouwerkerk indicó que las estadísticas marcan que no hubo retención de mercadería por parte de los productores en este 2020. “A esta altura del año se ha liquidado y comercializado lo mismo que en 2019: entre el 68 y 70% de la soja y el maíz”, aseguró para tirar por tierra el argumento que “el campo no vende la soja para especular”. 

Por último, Ouwerkerk dijo: “Uno no está en contra de la baja de retenciones, todo lo contrario, pero tiene que ser una medida dentro de un plan integral, no algo por un par de meses”.