Nacional

Enfatizaron en la necesidad de adaptar establecimientos

Gremios advierten: para reabrir escuelas debe haber condiciones de trabajo acordes

06|10|20 18:22 hs.

Los gremios docentes advirtieron que debe garantizarse un “ambiente seguro” y “condiciones adecuadas de trabajo” para los trabajadores de ese sector como requisito para poder disponer una vuelta de las clases presenciales en medio de la pandemia, una medida que podría volverse realidad en los próximos días en algunos distritos de la Provincia 


“No somos los docentes los que decidimos sobre una pandemia. En un contexto de esta naturaleza, nuestra postura no es negarnos a ir y abrir las escuelas, sino exigir que se nos garantice un lugar seguro de trabajo”, dijo la titular de la FEB, Mirtha Petrocini, que tiene la mayor parte de sus afiliados en el interior bonaerense, donde están los distritos en que podría permitirse la reapertura. 

Por su parte, Sonia Alesso, de CTERA, dijo que “los docentes también queremos volver a dar clases presenciales, pero tienen que estar las condiciones”. Y envió un mensaje a los funcionarios nacionales y provinciales a cargo de evaluar la cuestión: “Les sugiero que nos consulten antes de discutir en nuestro nombre”.  

Las definiciones gremiales llegan en momentos en que el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, define con sus pares provinciales una apertura de las clases presenciales en las provincias que comenzaría por los alumnos de los últimos años del primario y el secundario de aquellos distritos donde la situación epidemiológica lo permita. 

En la provincia de Buenos Aires, que ya envió a la Nación un protocolo con el modo en que se llevaría a cabo la medida en su territorio, la intención del gobierno de Axel Kicillof es –tal como adelantó DIB el sábado- comenzar gradualmente por los distritos en fase 4 y 5, bajo una modalidad regulada por protocolos y que contemplaría que primero vuelvan los docentes a reabrir las aulas y preparar la vuelta a la actividad allí y después se sumen gradualmente los alumnos. 

“No hay ‘pareceres’ o caprichos de los docentes o de los sindicatos para abrir las escuelas: estamos hablando de una pandemia, donde hay protocolos en los que se viene trabajando desde hace meses que se deben respetar”, dijo en ese marco Petrocini. “Es necesario que se analice cada caso, en cada distrito, en cada localidad y escuela por escuela”, indicó la titular de FEB. 

“Para que vuelvan las clases tienen que bajar los casos. Hay problemas graves en los hospitales”, opinó por su parte Alesso en comunicación con radio Futurock y subrayó: “Las escuelas no son un shopping”. La gremialista planteó respecto de las aperturas graduales que se están dando en el Área Metropolitana de Buenos Aires: “¿No es un disparate que los bares y shoppings estén abiertos cuando en algunos hospitales no hay camas disponibles?”. 

“En todo el mundo las escuelas se abren cuando no hay casos, así no se puede”, reclamó Alesso y apuntó a los dichos de Sergio Massa respecto del regreso a las aulas: “Es insólito que un diputado esté en una sesión virtual y le pida a los docentes que vayan a dar clases a las escuelas en medio del avance de una pandemia”. Y concluyó: “Muchos hablan sin saber el enorme esfuerzo que venimos haciendo los docentes. (DIB)