5400 La cantidad aproximada de muertes que provoca el cáncer de mama por año en el país

La Ciudad

En Argentina, es la principal causa de muerte femenina

Cáncer de mama: la clave es prevenir

17|10|20 01:07 hs.

Con el objetivo de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres, concurran al médico, se realicen los controles, y faciliten los diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos, la Organización Mundial de la Salud establece mundialmente el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el 19 de octubre de cada año.


En este sentido, desde el servicio de ginecología del Centro Municipal de Salud informan que el cáncer de mama es el crecimiento descontrolado de las células mamarias. Para entender mejor el cáncer de mama, debemos comprender cómo se desarrolla cualquier cáncer. 

El cáncer es el resultado de mutaciones, o cambios anómalos, en los genes que regulan el crecimiento de las células y las mantienen sanas. Los genes se encuentran en el núcleo de las células, el cual actúa como la "sala de control" de cada célula. 

Normalmente, las células del cuerpo se renuevan mediante un proceso específico llamado crecimiento celular: las células nuevas y sanas ocupan el lugar de las células viejas que mueren. Con el paso del tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario sano circundante y llegar a los ganglios linfáticos (pequeños órganos que eliminan sustancias extrañas del cuerpo) de las axilas. Si las células cancerígenas llegan a los ganglios linfáticos, obtienen una puerta de acceso hacia otras partes del cuerpo.

Aunque las causas del cáncer de mama siguen siendo en gran medida desconocidas, existen ciertos factores que aumentan las posibilidades de tener esta enfermedad. Toda mujer quiere saber qué puede hacer para disminuir su riesgo de contraer cáncer de mama.

Elegir opciones posibles de estilo de vida más saludables les ofrece la posibilidad de mantener su riesgo de cáncer de mama tan bajo como sea posible. 

Los factores de riesgo conocidos para el cáncer de mama, son los siguientes: 

-Ser mujer. Simplemente ser mujer es el mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de mama.

-Edad. Tal como con muchas otras enfermedades, el riesgo de contraer cáncer de mama aumenta a medida que envejecemos. Aproximadamente 2 de cada 3 cánceres de mama invasivos se encuentran en mujeres de 55 años o mayores.

-Antecedentes familiares. Las mujeres con familiares directos que han sido diagnosticados con cáncer de mama tienen un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad. Si un familiar femenino de primer grado (madre, hermana, hija) ha sido diagnosticado con cáncer de mama, su riesgo se duplica. 

-Genética. Se cree que entre el 5 % y el 10 % de los cánceres de mama son hereditarios, causados por genes anormales que se transmiten de madres a hijas. 

-Antecedentes personales de cáncer de mamas. Si ya ha sido diagnosticado un cáncer de mama, tiene 3 a 4 veces más posibilidades de desarrollar un nuevo cáncer en el otro seno o en una parte diferente de la misma mama. Este riesgo es distinto del riesgo de reaparición del cáncer original (llamado riesgo de recurrencia). 

-Radiación en el pecho antes de los 30 años. Si recibió radiación en el pecho como tratamiento por otro tipo de cáncer (no de mama), como enfermedad de Hodgkin o linfoma no Hodgkin, tienes un riesgo más alto que el promedio de contraer cáncer de mama. 

-Origen étnico. Las mujeres blancas son un poco más propensas a desarrollar cáncer de mama. 

-Obesidad. Las mujeres con sobrepeso tienen un mayor riesgo de recibir un diagnóstico de cáncer de mama en comparación con las mujeres que mantienen un peso saludable, especialmente después de la menopausia. Tener sobrepeso también puede aumentar el riesgo de que el cáncer de mama vuelva a aparecer (recurrencia) en las mujeres que ya tuvieron la enfermedad. 

-Antecedentes de embarazo. Las mujeres que nunca han tenido un embarazo a término o que han tenido su primer hijo después de los 30 años corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama en comparación con las mujeres que dieron a luz antes de los 30 años. 

-Antecedentes de lactancia. La lactancia puede disminuir el riesgo, en especial si una mujer amamanta durante más de 1 año. 

-Mamas densas. Las mamas densas pueden ser 6 veces más propensas a desarrollar cáncer y pueden dificultar la detección del cáncer de mama mediante mamografías. 

El cáncer de mama se presenta raramente en los hombres. 

Aprender a realizar el autoexamen es muy importante. También los hombres pueden tener cáncer de mamas, aunque es muy poco habitual



Hombres y Mujeres está en nuestras manos realizar el autoexamen de mama y visitar al médico una vez año. 

 ¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas del cáncer de mama son las protuberancias en el pecho, las secreciones repentinas en el pezón y los cambios en la forma o la textura del pezón o el seno. Prevenir es la mejor estrategia. 

Por todos los factores que intervienen en la aparición del cáncer de mama, los ginecólogos resaltan que lo más importante es llegar a una detección temprana y esto se logra realizando la visita al médico una vez al año y luego de los 35 años, deben realizarse una mamografía de acuerdo a las indicaciones del profesional; al mismo tiempo y como forma de colaborar en la detección se deben realizar el autoexamen con asiduidad, preferentemente después de menstruar.

Por su parte, desde el área de Atención Primaria de la salud del distrito, la licenciada Mónica González, supervisora del sector hace hincapié en que los hábitos saludables son fundamentales para evitar el desarrollo del cáncer de mama, por lo cual, recomienda evitar el consumo de alcohol. 

En las investigaciones se revela sistemáticamente que las bebidas alcohólicas, como la cerveza, el vino y el licor, aumentan el riesgo de las mujeres de sufrir cáncer de mama. 

Realizar actividad física. Practicar ejercicio con regularidad a nivel moderado. No fumar. Fumar causa diversas enfermedades y está vinculado a un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas más jóvenes. 

Es decir que hay mucho que cada mujer puede hacer para detectar de forma temprana y evitar el cáncer de mama, por lo cual resumimos en unos simples pasos las recomendaciones más importantes.

-La detección temprana aumenta las posibilidades de combatir efectivamente esta enfermedad. Se debe realizar la consulta al médico una vez al año y realizarse las pruebas y exámenes de detección que el profesional indique. 

-Sin embargo, cada mujer en su domicilio debe realizar el autoexamen mamario, que ayuda a encontrar la enfermedad en fases que sean tratables. De esta forma los esfuerzos que se realicen durante el tratamiento pueden tener mejores efectos. Una autoexploración se realiza después de cada menstruación.

-Realizarse una mamografía anual después de los 35 años, de ser posible, según la indicación del médico. 

-Comer sano. 

-Tomar el sol todos los días, todo el año 15 minutos. Al día; el sol aporta vitamina “D”. 

-Evitar el sobrepeso sobre todo en menopausia. 

Consejería 
 A su vez Mónica Gonzalez invita a todas las mujeres que deseen más información a concurrir al CAPS más cercano a su domicilio, que durante el mes de octubre se realizará consejería en las salas de espera, como se realiza habitualmente, a todos quienes se acerquen.