Eulalio “Lalo” García, parte de la historia de Orense

Claro, Reta y Orense

Junto a sus 5 hijos, 18 nietos, 38 bisnietos y más...

Orense celebra los 100 años de Lalo García

17|10|20 15:12 hs.

En una localidad que está a unos días de cumplir los 107 años, que un vecino cumpla 100 significa que acompañó casi toda su historia. Y si encima dejó en el pueblo cinco hijos, 18 nietos, 38 bisnietos y tres tataranietos, se transforma en una eminencia. Eso es Eulalio “Lalo” García en Orense, y también lo es para su descendencia, que se llenan el pecho de orgullo para hablar de él. 




Con una mínima parte de sus familiares


Lalo despuntando su vicio y su pasión: las bochas


Nacido y criado en un campo cercano a Orense, la vida de Lalo está marcada por el sacrificio y el trabajo. Era todavía muy chico cuando la madre los dejó, junto a sus siete hermanos. “Su realidad fue siempre el trabajo, sin la posibilidad de ir a la Escuela. Recién cuando se casó con mi abuela, ella le enseñó a leer y escribir”, grafica Luciana García, una de sus orgullosas nietas. 




La pesca es otra de sus grandes pasiones


Recién de grandes, cuando el cuerpo ya no daba para el trabajo en el campo, Lalo y Elsa Yonico, la mujer que lo acompañó toda su vida, decidieron ir a vivir al pueblo. Elsa se despidió el año pasado, con 95 de edad y tras más de 70 años de feliz matrimonio. 


 Imagen 5

Lalo es un empedernido fanático de las bochas, deporte que practica de forma frecuente. Aunque ahora no lo pueda hacer, por un ACV que sufrió hace una semana y del que se recupera en la casa de uno de sus hijos. “Creemos que tuvo que ver la emoción y la ansiedad, porque él siempre quiso hacer una fiesta por sus 100 años. Pero el tema de la pandemia nos hizo pedazos. Le explicamos que no se podía, y la semana pasada tuvo el ACV. El jueves estuvo jugando a las bochas, y el viernes a la mañana le pasó eso. Estuvo unos días internado en el Hospital pero ya lo tenemos en Orense. Está bien, habla, empezó a moverse, tiene una fuerza increíble. Se recuperó de un ACV a los 100 años”, cuenta Luciana entre risas, y vuelve a mencionar el inmenso amor que Lalo siente por Orense. 



Entre las innumerables anécdotas que tienen para contar de Lalo y que dan cuenta de su lucidez, Luciana comentó que hace poco, ante una distracción de su tío mientras trabajaba en un campo, Lalo tomó prestado el auto y se fue a dar un paseo. 

Las fotos fueron enviadas por sus familiares


“Está impecable, no usa anteojos, no usa audífonos. Mientras estuvo internado lo ayudé a lavarse la boca y tiene todos los dientes impecables”, detalla Luciana, y agrega que “tiene una memoria prodigiosa, recuerda todo en detalle y uno de sus placeres es contarlo”. 

Feliz cumpleaños Lalo, y que sean muchos más!