La Exposición Ganadera, Industrial y Comercial de la Sociedad Rural de Tres Arroyos adhirió a la ce

Sociales

El rincón de Andrés Errea

Los postergados festejos del Cincuentenario

17|10|20 20:51 hs.

No constituye ninguna novedad que Tres Arroyos fue fundada por el gobernador Dardo Rocha mediante un decreto del 24 de abril de 1884, por lo que su cincuentenario debía festejarse el mismo día de 1934 o al menos ese año, debía dedicarse a conmemorar el nacimiento de nuestra ciudad. Pero no fue así; las razones, varias. Un grupo de vecinos reunidos a principios de ese año en el Palacio Municipal, decidieron posponer los festejos para el año siguiente, específicamente para el 9 de Julio de 1935, ya que en esta fecha se cumplía el Cincuentenario de la inauguración de las primeras dependencias municipales del lugar. 




La postergación antes mencionada, permitió a la Comisión de Festejos inicial (que se disolviera por fallecimiento de Don Juan B. Istilart), contar con el tiempo necesario para organizar una celebración tan relevante. Así es como se acordó que los festejos oficiales se desarrollarían entre el 6 y el 21 de julio de 1935. 



 6 de julio de 1935 
A fin de dar inicio a la celebración, llegó, procedente de La Plata, el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Dr. Raúl Díaz, teniendo una recepción multitudinaria en la estación del ferrocarril. De allí se trasladó al palco oficial en el frente del Palacio Municipal con el objeto de presidir el desfile de escuelas e instituciones locales, que desde hora temprana, se habían congregado con tal motivo, en la Plaza San Martín. 



Ese mismo día tuvieron lugar otros eventos importantes; la colectividad dinamarquesa, por ejemplo, donó a la Municipalidad de Tres Arroyos el mástil de granito negro con placas alusivas, el mismo que fuera desmantelado en ocasión de la última remodelación de la Plaza San Martín en la que estaba emplazado. Asimismo, en el transcurso de esta jornada se ofició el Tedeum en la Parroquia del Carmen, a cargo de Monseñor Astelarra. 



Completaron las celebraciones del día, inauguraciones de exposiciones de Bellas Artes, bailes populares y un banquete en la Municipalidad. 



 Los días posteriores 
Desde el 7 al 21 del mismo mes, tuvieron lugar, un partido de fútbol, entre un combinado local y Estudiantes de La Plata, partidos de polo, bendición y jura de la bandera de los boy scouts y la entrega de diplomas a los vecinos con 50 años de residencia. 



En los meses siguientes continuaron las adhesiones al Cincuentenario de la ciudad. En este marco no podía faltar la Exposición Ganadera, Industrial y Comercial de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, institución que acompañó el desarrollo de nuestra ciudad desde sus inicios. 


El Tedeum se realizó el 6 de julio de 1935 y la misa fue brindada por monseñor Rómulo Digiorno


Ochenta y seis años han pasado desde aquellos días memorables; más allá de la pandemia que nos está castigando duro, años antes a que se declarara ésta, ya se habían perdido algunos hábitos saludables como, la asistencia a la conmemoración de fechas patrias, cuando no su traslado a los lunes para fomentar el turismo y entonces, desconocer totalmente el motivo del feriado. Tal vez no sería mala idea mirar un poco al pasado, no sólo para no cometer los mismos errores, sino para no perder de vista nuestras raíces.  


El 27 de abril de 1935 llegó a la ciudad y habló ante los vecinos monseñor Astelarra



El 23 de noviembre de 1935 tuvo lugar la visita de monseñor Serafini



Se procedió a inaugurar el monolito al Trabajo, en avenida Moreno y las vías del ferrocarril



Se concretó la bendición y jura de la bandera de los scouts



Un combinado de Tres Arroyos venció a Estudiantes de La Plata en un partido amistoso