| Secciones
| Clasificados
DOMINGO 16.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

Algo también olía mal en Alsina

Aurora Olesen vive en Alsina 484. Ayer por la tarde, finalmente y luego de mucho insistir, personal de Obras Sanitarias llegó a su casa a trabajar ante el pedido de limpiar las cloacas. En forma previa, relató a este diario la cantidad de contratiempos que debió padecer. 

 El reclamo 
 La vecina dijo que durante quince días llamó a Obras Sanitarias y recordó que hace un mes, una cuadrilla del área se acordó, rompió la vereda y revisó la cañería desde el inmueble hasta la calle; «fueron a comprar un caño nuevo en Sani 3 -según dichos de Aurora-. Lo colocaron y se fueron». Antes de retirarse «aspiraron» con una manguera «negra y enorme lo que salía hacia el caño madre». 
 Relató que también «hicieron marcha atrás con el camión y fueron a levantar la tapa de la esquina de Alsina y Rodríguez Peña». La mujer los acompañó. Una vez abierta la misma los empleados municipales dijeron «está como la de Reconquista», cuenta la vecina y agrega: «estaba llena hasta arriba, casi rebalsando». 
 La situación en su casa por entonces no mejoró. Pocos días después las cloacas estaban hasta el borde nuevamente y fue entonces que la mujer se acercó a las dependencias del área a solicitar ayuda y la revisión de sus cámaras. Afirmó que pasaron más de quince días y nadie se acercó a pesar de realizar numerosos llamados telefónicos. Recién en la tarde de ayer tuvo respuesta.

En horas de la mañana de ayer había estado el director de Obras Sanitarias, Miguel San Román, con la «pala chica» y algunos empleados. «Les expliqué todo lo que ocurría. 

Primero que el caño que dejaron puesto estaba tan alto que no podía cerrar el portón. En el primer arreglo me hicieron un pozo que me dijeron pasaban a cerrar más tarde y tuve que hacer ese trabajo con mi nieto. Además me explicaron que no podían trabajar porque había mucha tosca, incluso San Román habló de desgranamiento de los caños que son muy antiguos. Yo les dije que estuvo abierto el pozo por días y que era lógico que cayeran algunas piedras hacia el lugar donde están los caños», describió. 
Volvieron a romper la vereda de Alsina 484 y trataron de vaciar y limpiar las cloacas, pero le aclararon a Aurora Olesen que no podían hacer nada si estaba tapado adentro, de la vereda hacia el patio «ellos no pueden limpiar».

La mujer hizo pasar a LA VOZ DEL PUEBLO, mostró las dos tapas levantadas y los líquidos de las cámaras casi llegando al borde. Señaló un agujero en el medio del patio y varias varillas con las que intentaron limpiar y hacer correr los residuos orgánicos por los caños, aunque sin lograr ningún efecto positivo. 

La vecina cuenta que en el momento que los empleados de Obras Sanitarias limpiaron le pidieron que trajera un balde de agua e hiciera correr el líquido, «hice eso y corrió, pero al rato que se fueron estaba otra vez todo tapado».

«Dentro de mi casa la destapé -manifiesta Aurora-, pero les avisé a ellos porque toda la porquería corrió hasta la vereda y ahí quedó. Me dijeron hace 15 o 16 días que mañana, que pasado y nadie vino». 

 Ayer en horas del mediodía, comentó que «ya no podemos usar los baños, ni ducharnos, nada y San Román la única solución que me da es que cambie todos los caños que son viejos. Yo soy una jubilada no puedo hacer eso, por eso me enojé y le dije que habían repartido ladrillos, tirantes, chapas, de todo para las elecciones -yo lo sé bien-y sin embargo no arreglan algo que también perjudica a los demás. El olor es tremendo y los líquidos corren por la vereda». 
 Otra cuestión que remarca es que «vivo en un barrio céntrico, es una vergüenza y yo me siento mal por el olor que hay y porque lo que rebalsa corre por la vereda donde pasan las mamás con los carritos y los chicos, además que está todo roto y nadie lo va arreglar». La vecina estaba decidida a todo: «los llamé porque alguien me tiene que escuchar, leí hoy la página del diario y vi que a otras personas les pasa lo mismo que a mí. Yo no voy a parar hasta que se solucione, esto no puede ser, ellos tiran plata para todos lados y no solucionan esto que es una cuestión de salud». 

Final feliz 
 Pasadas las 17 horas, Aurora se volvió a comunicar con este diario para contar que el director de Obras Sanitarias, Miguel San Román, pasó por su casa y llevó a los operarios municipales para realizar la tarea que solicitara hace tantos días. En el domicilio de calle Alsina trabajaron todos a la par y con elementos que permitieron -informó la mujer- «destapar las cloacas adentro de mi casa y afuera, el propio San Román ayudó con el trabajo. 
Ahora puedo agradecer porque ya no se aguantaba más», expresa mucho más tranquila y con la sensación de haber sido escuchada.

Al realizar la nota dijo con énfasis «voy a hacer todo para que me escuchen, por eso recurrí a ustedes y al canal, por eso los llamé». Le costó, pero pudo lograrlo.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR